El gobierno de EE.UU firma un acuerdo con IBM para ofrecer superordenadores a los investigadores del Covid-19

El gobierno de Donald Trump anunció un acuerdo y la creación del Consorcio de computación de alto rendimiento para ofrecer superordenadores a los nuevos investigadores del CoronaVirus. Dicho consorcio lo encabeza el Departamento de Energía de Estados Unidos y la compañía IBM. De todos modos, incluye a otras empresas tecnológicas como Google Cloud, Amazon Web Services y Microsoft.

Debido a esta iniciativa, se ofrecerá ayuda a los investigadores del CoronaVirus de todas partes del mundo con un «acceso a los recursos informáticos de alto rendimiento más potentes del mundo». Con esta iniciativa, Trump pretende ayudar con el avance de la lucha contra el Covid-19.

Estos superordenadores le brindarán a los investigadores la posibilidad de realizar un gran número de cálculos en epidemología, bioinformática y modelado nuclear. En condiciones normales, esta actividad tardaría meses si se hiciera con plataformas de computación más lentas y tradicionales, según informó IBM en un comunicado.

IBM también afirmó que el consorcio aportará 16 sistemas con más de 330 petaflops, 775.000 núcleos de CPU y 24.000 GPU para que los investigadores puedan «comprender mejor el Covid-19, sus tratamientos y sus posibles curas». «Reuniendo la capacidad de supercomputación bajo un consorcio, podemos ofrecer una extraordinaria potencia de a los científicos, investigadores médicos y agencias gubernamentales para responder y frenar esta emergencia mundial», aseguró la compañía informática.

La tecnológica estadounidense ya utilizo los superordenadores para proyectos relacionados con el coronavirus como es el caso de Summit, emplazado en Oak Ridge, que se ha empleado para probar más de 8.000 compuestos de medicamentos y su efecto como tratamiento contra el Covid-19.

Otra medida de Donald Trump contra la pandemia

Otra de las medidas del Presidente norteamericano fue la autorización Ford, General Motors y Tesla para producir respiradores debido al Covid-19. La autorización fue publicada a través de su cuanta de Twitter, donde el presidente les brinda «el visto bueno» para la fabricación estos artículos sanitarios «rápido».

General Motors (GM), el mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos, anunció que llegó a un acuerdo con el productor de equipos médicos Ventec Life Systems para incrementar la producción de respiradores necesarios para tratar a los casos más graves de COVID-19. Por otra parte, el fundador de Tesla, Elon Musk, reveló en la víspera en su cuenta de Twitter que sostuvo una «larga discusión de ingeniería con Medtronic sobre ventiladores de última generación».

“Vayan por ello ejecutivos del auto, veamos qué tan bueno son?”. “Ford, General Motors y Tesla están aprobados para hacer respiradores y otros productos de metal, RÁPIDO!” agregó, etiquetando a varios altos funcionarios republicanos entre ellos al líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Kentucky) y el líder de la mayoría de la Cámara, Kevin McCarthy (R.-California) como también al entrante jefe de gabinete, el representante Mark Meadows (R.-Carolina del Norte).

Andrew Cuomo, el gobernador de Nueva York, pidió «nacionalizar de inmediato» las empresas que fabrican equipo médico, y que lo distribuya según las necesidades de los estados. Este pedido es debido al aumento desmedido de los precios.

Cuomo mencionó como ejemplo las mascarillas, que de 85 centavos la pieza ahora se venden a 7 dólares cada una, y de los ventiladores, fundamentales en las unidades de intensivo, cuyo precio subió de 16.000 a 40.000 dólares cada uno.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.