La exasesora se enfrenta en una guerra contra el presidente Donald Trump y lo amenaza con grabaciones secretas y acusaciones de racismo.

Allí están los dos, posando, riendo ante las cámaras y celebrando, tal vez, algún que otro triunfo. Pero esta buena relación que aparentan tener en las imágenes ya son parte del pasado. El presidente de los Estados Unidos insultó a su exconsejera, Omarosa Manigault Newman,  en Twitter justo después de que ella compartiera una cinta grabada durante la campaña presidencial. En ella supuestamente se escucha a asistentes de Trump hablar sobre qué harían si se filtrara una grabación del entonces candidato usando la palabra con «n…» (en referencia al término ‘nigger’, que resulta en extremo ofensivo para los afroestadounidenses).

Donald Trump felicitó este martes, al jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, por haber despedido a su exconsejera en la Casa Blanca, Omarosa Manigault, a la que calificó como «perra» y «escoria». Luego de este episodio, la campaña de Trump presentó un recurso de arbitraje contra Manigault en el que alega que ella violó un acuerdo de confidencialidad ya que, sus confesiones llegan como parte de la campaña de promoción de su libro ‘Unhingued’ (‘Desquiciado’ en español), que saldrá a la venta la próxima semana. En él describe a Trump como un hombre “que ama el conflicto y el caos” y asegura que el mandatario es “un intolerante” y “se comporta como un perro”.

Manigault dice que efectivamente firmó el acuerdo de confidencialidad en el 2016, pero que el libro lo redactó después de ser despedida de la Casa Blanca en diciembre de 2017. En ese momento la campaña por la reelección de Trump le ofreció 15,000 dólares mensuales si firmaba un nuevo acuerdo, que ella dice haber rechazado.

«Cuando le das un respiro a una loca, escoria llorona, y le das un trabajo en la Casa Blanca, supongo que simplemente no funciona. ¡Buen trabajo del general Kelly por despedir rápidamente a esta perra ( ‘dog’)!», escribió Trump.

Omarosa Manigault Newman, que fue la mayor defensora de Donald Trump entre la población negra, se ha convertido ahora en su nueva pesadilla. Newman de 44 años, trabajaba en el área de comunicación y lideraba la relación con la comunidad afroamericana y desde el domingo todo Estados Unidos pudo saber cómo ocurrió su despido.

Newman tomó una grabación secreta del momento en que el jefe de gabinete le ofreció una salida amistosa y el domingo la difundió la cadena NBC durante una entrevista con ella. La exasesora dice que grabó la conversación para protegerse en el futuro. Parecía una estrategia para mantener la credibilidad de una mujer polifacética: de trabajar brevemente en la Casa Blanca de Bill Clinton pasó a participar en The Apprentice -reality show en la que Trump era el presentador-, también ayudó a la campaña de Barack Obama,  años después ingresó en la campaña de Trump y tras su marcha de la Casa Blanca fue una de las concursantes de Gran Hermano VIP.

La exasesora promete guerra. “Hay muchas cosas muy corruptas ocurriendo en la Casa Blanca y voy a tirar del hilo de muchas de ellas”, advirtió.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.