Los efectos negativos continúan para Dolce & Gabbana luego de que la marca de lujo lanzó una pésima campaña en China, donde parecía burlarse del consumidor de ese país.

El problema se ocasiona luego de que la marca decide colocar a una modelo actuando de manera irracional cuando tenía que comer pizza y la misma lo hacía usando palillos.

La campaña fue tachada de ofensiva por críticos y usuarios de redes sociales. Además, la empresa de lujo italiana se vio obligada a cancelar el desfile de moda en Shanghái y algunos comerciantes minoristas retiraron los productos de la marca de su catálogo.

Por otra parte, en un largo post publicado el lunes, Zuo Ye -la modelo que participa de la campaña-, salió al cruce de las criticas y explicó que entiende que “ella representa la imagen nacional de China y la cultura china” y que “por lo tanto, se siente aún más culpable y avergonzada” y que tras esta campaña su carrera como modelo se vio “acabada”.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.