Diesel tuvo la ocurrencia de lanzar la campaña en donde parodia la vida de estas personalidades tan comunes en la actualidad.

Bajo el lema #BeAFollower la firma de ropa apuesta por seguir al otro lado de la pantalla para vivir sin preocupaciones, así que mediante la creatividad busca mostrar las dos caras de esta realidad, por un lado están los influencers, siempre preocupados por su atuendo, cargando con pesadas valijas y viviendo una vida en la que constantemente se venden hacia el otro.

Por el otro lado están los followers, que como no tienen exposición mediática pueden viajar con menos peso y disfrutar de otras cosas de la vida.

La popular marca italiana emitió 5 pequeñas piezas, creadas por Publicis, que muestran la cara B de las rutinas de las estrellas digitales, unas desventajas que les impiden disfrutar de la vida como todo el mundo aspira a hacerlo. Por ello, Diesel propone desechar la idea de convertirse en una figura pública, para optar por ser un seguidor.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.