Dance to the Drop es una campaña sin fines de lucro que surge para aumentar la conciencia pública sobre las dificultades que está enfrentando la industria de festivales y clubes de música electrónica a causa de la crisis de Covid-19 que está en marcha.

Dance to the Drop le habla a todos las personas vinculadas al sector de la música. Esta iniciativa comienza en Italia, Uruguay y Estonia de la mano de tres productoras audiovisuales dedicadas a la realización de aftermovies:  Elephant Studio (Florencia), Alma Visual (Montevideo) y Vita Pictura (Tallin). Luego se unieron más de 300 personas de todo el mundo, entre festivales, clubes, agencias, artistas, relaciones públicas, técnicos, promotores, filmmakers, influencers, etc.

“Con este video queremos dar voz a toda la industria detrás de los festivales y clubes de música electrónica. Se necesitan indicaciones claras sobre cómo y cuándo va a comenzar de nuevo a moverse la rueda. Mientras tanto, estamos trabajando para apoyar algunas campañas de crowdfunding, incluida una totalmente dedicada a la industria de la música «, afirmó Thomas Pizzinga director creativo de Dance to the Drop”.

El video de la campaña es una  historia hecha con imágenes de festivales y clubes dispersos en más de 25 países de todo el mundo, la mayoría de los cuales fueron filmados en los últimos 10 años por las tres productoras detrás de esta campaña. El video incluye un sinfín de tomas cargadas de emoción que hablan por sí mismas y expresan por qué amamos bailar al ritmo de la música.

El objetivo del video es hacerle sentir al espectador cómo se siente ser parte de una comunidad.»Dance to the Drop busca hacer visible que más allá de cualquier espectáculo”, declaró Agu Palermo director creativo de la campaña, “hay una comunidad de personas que vive de la música, no sólo como sustento económico sino como lugar de liberación y pertenencia”.

El contenido de la campaña se puede ver en la página web y en todas las redes sociales de la campaña (Instagram, Facebook, Youtube).

“La música siempre ha sido la respuesta. Te aclara la mente. Te hace valiente. La danza es un lenguaje universal, es la expresión de tu alma. Es pura libertad. Es nuestra forma de estar conectados cuando estamos desconectados de nosotros mismos y de los demás «, dice la voz en off que lleva adelante este relato entusiasta y comprometido.

El nombre del proyecto, Dance to The Drop, así como la narrativa del video, busca trazar una analogía entre lo que ocurre en un pista de música electrónica y lo que está ocurriendo hoy en día en todo el mundo.

Drop es como se le dice en inglés al momento en que una canción llega a su punto máximo de emoción. El drop es el último quiebre de la música que da lugar al clímax,  a “la parte que bailamos todos”. Este momento siempre está precedido por un instante de calma, casi que de pausa total. Como lo está el mundo estos días.

Dance to the drop es una voz de resistencia que inyecta energía positiva y alienta a no dejar de bailar, a no dejar de escuchar música y a ver a este momento como ese instante previo a la mejor parte del track, la parte en la que volveremos a bailar todos juntos vibrando en la misma sintonía”, reflexiona Marcos Rivero, director creativo de la campaña.

Para todos aquellos interesado en formar parte de «Dance to the drop» lo podrán hacer enviando un video diciendo la frase «Bailaremos juntos de nuevo». Los videos se subirán al perfil de Instagram de la campaña en las próximas semanas.

Video

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.