Invertir al día en ejercicio entre 20 y 40 minutos elimina una gran parte de los peligros vinculados al sedentarismo.

Una investigación encontró que hacer entre 20 y 40 minutos diarios de ejercicio eliminan la mayoría de los riesgos para la salud asociados con sentarse durante períodos prolongados de tiempo.

Una de las conclusiones a las que llegó ele estudio fue que aquellas personas que no hicieron actividad física y se sentaron durante más de ocho horas al día tuvieron más del doble (107%) de riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares en comparación con las personas que realizaron al menos una hora de actividad física y se sentaron menos de cuatro horas al día.

Realizar entrenamientos de natación, ejercicios aeróbicos o tenis, trae muchos beneficios y ayuda a reducir el 64% del riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares. Es importante encontrar momentos en los que podamos abandonar el escritorio e incentivar a nuestro sistema a ponerse en movimiento y transformar esta motivación en rutina para evitar las consecuencias de la vida sedentaria.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.