La publicidad impresa, esa que según algunos tiene un pie en el cementerio (y sigue, sin embargo, más fresca que una rosa), se cocina con dos ingredientes irrenunciables que no deben faltar jamás en la “receta”: la tipografía y la imagen.

A menudo es la segunda, la imagen, la que roba todos los flashes en la publicidad gráfica. Sin embargo, la tipografía, convertida en ocasiones (injustamente) en la Cenicienta, tiene también mucho que decir (y gritar) en la tradicional publicidad impresa. De hecho, y cuando se cuelga del brazo del ingenio y de la creatividad, la tipografía puede llevar todo el peso de la publicidad gráfica (dejando K.O. a la todopoderosa imagen).

A continuación, y de la mano de Canva, recogemos 25 magníficos anuncios en los que la batuta la lleva la tipografía (que logra por sí sola atrapar la escurridiza atención del espectador):

1. Alejate de la computadora (para alumbrar tipografías diferentes)

1

2. Replicá otros materiales

2

3. Creá escenas con la inestimable ayuda de la tipografía

3

4. Tomá prestados elementos de diferentes culturas

4

5. Experimentá con materiales diferentes

5

6. Creá textos en 3D

6

7. Establecé relaciones con otros elementos

7

8. Convertí la tipografía en otra cosa

8

9. No te olvides de incluir texturas

9

10. Echale mano a la comida para “cocinar” tu tipografía

10

11. Rellená espacios

11

12. Utilizá materiales diferentes

12

13. No te olvides de la armonía

13

14. No tengas miedo de las capas

14

15. Dale suficiente peso a la tipografía

15

16. Sé inteligente utilizando la tipografía

16

17. No aspires a la perfección (absoluta)

17

18. Buscá perspectivas diferentes

18

19. Creá puzzles

19

20. Engendrá significados visuales

20

21. Utilizá ilustraciones

21

22. Mezclá diferentes estilos

22

23. Usá tu producto para alumbrar nuevas tipografías

23

24. Enarbolá la bandera de la artesanía

24

25. Rellená huecos

26

Fuente MarketingDirecto

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.