El brainstorming, o también conocido como la lluvia de ideas, es un método donde varias personas piensas ideas para generar soluciones. Algunos estudios recientes pretenden demostrar que esta técnica es ineficaz.

20160525134820-creative-team-brainstorming-office-post-its-notes-communication-ideas-designs (1)

El brainstorming nació de Alex Osborn, un publicitario de los años 50, quien estableció ciertas reglas para el buen funcionamiento de la técnica: Se deben lanzar todas las piedras posibles, sin importar lo absurdas que sean, agregando sugerencias para crear más, y no está permitido tirar abajo las ideas del resto.

Esta técnica suele utilizarse mucho actualmente en equipos de trabajo para solucionar problemas o crear nuevos proyectos. La popularidad de la técnica y la firmeza que parece tener lo convertiría en una técnica indiscutible.

Aun así, muchos estudios explican que el brainstorming no funciona, sino que perjudica. Algunas investigaciones descubrieron que el generar ideas en equipo reducía el numero de propuestas, además la calidad es menor que en una idea pensada de forma individual.

La explicación de la pérdida de calidad es que cuando varias personas comparten las ideas se les contagian las de otros y pierden aquellas propias. Si los individuos trabajaran separados presentarían ideas únicas y así no solo habría una, sino varias y de mayor calidad.

Sin embargo, estos estudios no alientan a descartar la técnica, pero si demuestran que tienen que trabajarse de distinta manera. Meter a varias personas en un salón para llegar a una solución no funciona.

Para que el brainstorming funcione primero se debe trabajar individualmente, anotar cada persona todas sus ideas y luego trabajar sobre ellas. Una técnica recomendada es la 6-3-5: Seis personas anotan tres ideas, se las pasan a sus compañeros que añadirán detalles. Este proceso debe repetirse 5 veces hasta que todos hayan opinado sobre las ideas. Finalmente todo el grupo las evaluará en conjunto.

El sistema mencionado anteriormente mezcla la creatividad individual con el trabajo en equipo. Cada integrante debe tomarse su tiempo y no manejarlo con ansiedad, las tomas de decisiones no deben ser rápidas si no tienen cierta eficacia.

El utilizar dibujos ayuda a mejorar la técnica, si se reduce solo a palabras es posible que se pierdan soluciones por el camino. Existen ciertas ventajas atadas a los dibujos: en los dibujos se puede expresar con mayor facilidad la distribución espacial, cuando dibujamos involucramos más a la mente en la creación de ideas y finalmente el diagramar ayuda a explicar las ideas.

Tampoco se debe caer en el otro extremo, si bien dibujar ayuda mucho, no se deben omitir las palabras. Siempre se debe escribir las ideas junto al dibujo para aclarar y que no haya lugar a malas interpretaciones.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.