Si bien existe un talento innato a la hora de generar buenas ideas, existen una serie de hábitos que se puede seguir para estimular el pensamiento creativo y poder mejorar la capacidad de innovación.

Four hanging yellow light bulbs. Perpetual motion. Idea concept. Vector illustration.

Si bien el ambiente laboral contribuye mucho en la generación de buenas ideas, también hay una serie de hábitos personales que se pueden seguir para lograr ser más innovador. Por eso te contamos algunas prácticas que puedes seguir para estimular el pensamiento creativo.

Entre las recomendaciones se encuentra llevar siempre una libreta para poder anotar todas las ideas que se te vengan a la mente. En la mayoría de los casos las mejores aparecen en el momento menos oportuno o en situaciones imprevistas, así que contar con un espacio para poder registrar lo que uno piensa es clave ya sea una libreta, un cuaderno o las notas de celular. Cada pequeño detalle que pase por tu mente vinculado con los proyectos pueden esconder la clave para el éxito.

Por otro lado, hay que dejar que la mente descanse, relajarse y separarse del trabajo. Muchas de las buenas ideas surgen cuando uno no está realizando el esfuerzo de generar una cuestión revolucionaria.

Realizar actividades que te separen de la rutina también es una buena manera de ejercitar el pensamiento creativo. Entrar en contacto con otras realidades, aprender cosas nuevas, permite entrar en contacto con otros ámbitos de los cuales puedes sacar ejemplos o ideas.

Por último, hay que perderle el temor a fracasar ya que el miedo limita las capacidades de creación. En muchos lugares del mundo el fracaso es considerado como algo sumamente positivo ya que se transformará en casos de acciones a no seguir par aun futuro y sobre todo te dejará una muy buena enseñanza. De las fallas pueden surgir las mejores ideas.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.