El marketing a través de influencers se ha convertido en una de las nuevas tendencias. Los influencers son figuras públicas tales como celebridades que ejercen algún tipo de influencia en los públicos. Muchas marcas han optado por esta alternativa, pero realmente todas las empresas conocen cómo trabajar con influencers.  

1

En lo que se refiere a influencers de las redes son personas que han convertido al Internet en su profesión. Hay muchos factores que se involucran entre la relación entre la marca y los influenciadores. Por eso te contamos los errores más comunes que han tenido las marcas con los influencers.

  1. Focalizarse en la marca y en el producto: las marcas tiene como interés dar a conocer sus productos y servicios.  Cuando se trabaja con un influenciador hay que tener en cuenta que se adecua a la marca y a sus valores sino las audiencias lo percibirán como una mala manera de vender productos con poca credibilidad.
  2. Saturar los canales: muchas marcas experimentan importantes beneficios por trabajar con influencers, sin embargo muchos de los puentes que se crean con los influenciadores se derrumban. El marketing de este tipo sirve para gestionar relaciones a largo plazo. Hay que eliminar el efecto regadera que se busca con el trabajo de los influenciadores.
  3. Ser realista: muchas marcas al trabajar con influenciadores pierden de vista la realidad. Que una persona cuente con millones de seguidores no asegura que se venderá por millones. En ocasiones es mejor trabajar con personas con audiencias reducidas porque posee mejor segmentación.
  4. Pensar en el corto plazo: solo funcionará el marketing de influencers si se trabaja con contenidos de calidad. Intentar de acelerar los contenidos puede significar en una pérdida de calidad.
  5. Falta de claridad: hay que medir cada uno de los pasos que se den en la campaña para tener un amplio panorama. Hay que aprender durante el proceso.
  6. Contar con influencers no son medios ganados: este es uno de los errores que más se repiten y que es necesario evitar.  
  7. No todos los influencers sirven: nunca hay que dejarse llevar por la cifra de seguidores, el influenciador que se elija debe compartir valores, audiencias y encajar con los productos y servicios.
  8. Dejar que el influencer controle: si va a cuestionar las decisiones de la empresa y no va a confiar en lo que se establece, entonces es mejor no contar con uno.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.