En el marco de la Semana Mundial de la Movilidad Sustentable, la Federación Internacional del Automóvil para Latinoamérica FIA Región IV, presenta la situación regional y los avances tecnológicos que cambiaron las formas de trasladarse en los últimos años.

La Semana de la Movilidad Sustentable, que tiene lugar desde el 16 al 22 de setiembre constituye un desafío global. Bajo esta premisa, en muchas ciudades de la región se promoverán actividades para incentivar formas de traslado amigables con el medio ambiente.

Un trabajo en conjunto entre la división de Medio Ambiente de la ONU y  el equipo de FIA Latinoamérica, realizado en 22 ciudades de la región, arrojaron datos y proyecciones hacia 2030 sobre la necesidad de implementar políticas públicas de movilidad eléctrica en beneficio de las diversas formas de movilidad urbana.

Dicho estudio estima que, de convertirse las flotillas de buses y taxis al 2030 en la ciudad de Buenos Aires, se podrían ahorrar más de US$10,500 millones, evitar la muerte prematura de más de 6,200 personas debido a la contaminación del aire y reducir más de 65 millones de toneladas de gases de efecto invernadero.

¨Tengo una visión, y es que el futuro de la movilidad puede resumirse en tres conceptos: más seguro, más limpio, más inteligente. En estas condiciones la movilidad está cambiando, y eso es algo bueno”, comentó el Presidente de la FIA, Jean Todt.

La ampliación del parque automotor eléctrico es una de las claves para potenciar la movilidad sustentable en la región. Gracias a los avances tecnológicos en el área, hoy es posible imaginar un futuro próximo y asequible en donde estos vehículos sean protagonistas de una nueva dinámica de movilidad en América Latina. ¿Cuáles son sus principales beneficios?

·         No contaminan. Los automóviles eléctricos, al no tener combustión de gasolina, no generan emisiones de gases tóxicos a la atmósfera.

·         Son silenciosos. A diferencias de los vehículos tradicionales, generan menos ruido y vibraciones.

·         Gran potencia. Contrariamente a las falsas creencias que hay en torno a los automóviles eléctricos, éstos tienen la misma fuerza que los motores clásicos.

·         Menores costos de mantenimiento. Los vehículos eléctricos son más simples y poseen menos componentes mecánicos que los tradicionales. Por ende tiene menor desgaste y requiere menos revisiones.

·         Consumo más eficiente. Los vehículos eléctricos tienen una eficiencia cercana al 90%, comparada con un 30% de promedio en el caso de los autos tradicionales. Esto significa que emplean menor energía para realizar el mismo esfuerzo y por ende son más rentables.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.