El movimiento feminista ha obligado a las marcas a entender a la figura de la mujer de una manera muy distinta a como lo hacía en el pasado. La mujer ya no debe estar cargada de los estereotipos y convenciones sociales que era recurrentes en la publicidad. Por este motivo, las empresas han tenido que adaptarse y actuar en el nuevo ecosistema.

Muchas marcas han tomado iniciativas para apoyar a las mujeres en la lucha por la igualdad de género. Entre ellas Walmart decidió eliminar de sus cajas la revista Cosmopolitan debido a que se contenido fue calificado como “degradante y ofensivo” para la figura de la mujer.

Este cambio no implica que se deje de comercializar la revista, sino que no se encuentra más en la zona de las cajas. Esta es una medida que se aplicará en la más de 5 mil tiendas en las que opera Walmart en los EEUU.

Esta medida es considerada como un paso más hacia el respeto de la dignidad de la mujer y a que se eliminen los medios hipersexualizados que rodean a las personas en su vida cotidiana, a veces, sin que lo noten.

La revista a partir de 1965 dejó de ser de contenidos familiar para pasar a dar consejos sobre relaciones, belleza, moda y salud. Todos desde una perspectiva que deja a la mujer en un punto degradante.

La manera en que las marcas representan a la mujer es un factor relevante en los públicos, sobre todo si se habla de publicidad. Si la decisión de Walmart fue la más acertada, todavía es muy pronto para decirlo, será cuestión de esperar.

La mayoría de las mujeres afirma que las marcas deberían ser más responsables en la forma en la que utilizan a la figura femenina para la publicidad. Debería estar enfocada a reproducir mensajes positivos y no a utilizar a la mujer como un “sex-symbol”, afirma el 97 por ciento de las mujeres.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.