Las ferias son consideradas como una de las principales fuentes o maneras de dinamizar los negocio. Dentro de los diversos objetivos que pueden tener, varias empresas se centran en generar contactos y en la oportunidad de obtener visibilidad.

businessman writing rising graph ,blue background

Además las ferias, en gran parte, demuestran la competencia entre las distintas empresas por hacerse ver y destacar entre los demás. Se transforma en un desafío para los expositores lograr estos objetivos, principalmente si estamos hablando de pequeñas compañías.

Entre los factores que hay que cuidar se encuentra la relación con la prensa. Para tener éxito es importante contribuir con los periodistas porque son una fuente de información muy preciada.

Para las empresas con poco presupuesto las ferias o salones profesionales son la oportunidad perfecta para mostrar sus productos, lograr mayor alcance, potenciar sus ventas y sobre todo, lograr una buena red de contactos. Por eso Easyfairs ofrece algunos consejos.

1. Encontrar la feria indicada
Es importante identificar las ferias adecuadas porque los públicos objetivos de las empresas no acuden a todos estos eventos. Esto implica que hay que analizar toda la información, las alternativas, el perfil de los clientes actuales, etc. Todo esto para poder encontrar la feria indicada.

2. Identifica los puntos calientes dentro de la feria
E lugar en donde se situé la empresa dentro de la feria es muy importante para poder destacar y obtener visibilidad. Entre los lugares más concurridos se encuentra el pasillo central, los servicios y la entrada.

3. Concentrarse en las tareas
Es importante contar con un buen stand, por eso es recomendable dejarlos en las manos de un diseñador para poder obtener un producto de calidad y a partir de ello, uno puede trabajar en otros aspectos. Estos pueden ser la preparación de los productos y materiales, solo por dar un ejemplo.

4.La tecnología como medio de innovación
Utilizar a la tecnología como un fuerte visual. Aplicar pantallas interactivas puede ser una buena manera de impresionar a los públicos ofreciéndoles algo más que un folleto.

5. Muestra la mejor cara de tu empresa
Hay que ponerse en el lugar de los visitantes y mostrarles la mejor parte de la empresa. Hay que considerar a la feria como una oportunidad de hacer negocios, por eso hay que mostrarle a los clientes las fortalezas que se poseen. Podría ser la oportunidad indicada para enseñar un nuevo producto y no saturar el resto de los canales de comunicación.

6. Explota a las redes sociales
Las redes sociales son una de las herramientas más fuertes par comunicarse con los públicos y darse a conocer. Explota los recursos que estas ofrecen como pueden ser los hashtags. También es importante que tu empresa posea una cuenta en las redes sociales propia.  Las ferias representan una buena oportunidad para guiar a las personas hacia tus sitios o al revés, que las personas vayan a la feria por el sitio y se encuentren con cuestiones novedosas. De ambas maneras tendrás la facilidad para retomar el contacto con ellos más adelante.

7. Establecer relaciones con el reto de los participantes
Las ferias no son solo la oportunidad para vender más sino que también para hacer networking. Encontrar nuevos contactos o proveedores es la clave. Es estas secciones se puede intercambiar mucha información que puede ser útil para tu negocio.

8. Usa a las ferias como un canal de comunicación
El feedback es una de las cuestiones más importantes de la comunicación. Escuchar lo que los visitantes tienen para decir de el stand de tu empresa puede contribuir a mejorar los servicios. Además se transforma en una buena oportunidad para presentar nuevos productos y testearlos.

9. Ser personal en la comunicación
Controlar los canales de  comunicación es necesario para no saturarlos. Hay que controlar las comunicaciones después de los eventos para evitar ser invasivos. Lograr emitir mensajes personales que muestren interés por los contactos aumenta la probabilidad de futuras conversaciones.

10. Medir los objetivos
Una vez finalizada la feria y luego de que haya transcurrido un tiempo prudente, un mes más o menos, hay que realizar un balance entre los objetivos pautados y los que se hayan conseguido. Para eso es clave conocer a dónde queremos llegar antes de la feria y cómo lo pretendemos alcanzar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.