Cada vez que acontece un cambio, las personas requerirán tomar las decisiones más acordes o acertadas ante las nuevas situaciones. En el ámbito laboral tomar malas decisiones puede significar la pérdida el trabajo o tener un proyecto fracasado.

2

Tomar decisiones exitosas depende en cierta manera del aprendizaje y de la acumulación de experiencias. Por eso te contamos algunos factores que pueden contribuir a tu lista de conocimientos.

1. Cuando es necesario tomar una decisión rápida hay que definir las prioridades. Por ese motivo, lo mejor en muchos casos es simplificar.

2.Muchas veces tomar una decisión implica asumir costos, los cuales en comparación a la falta de decisiones o de información resultarán mínimos.

3. Si bien las emociones son importantes, muchas veces nos pueden jugar una mala pasada. Cuando hay que tomar decisiones difíciles o muy importantes, lo mejor es que se hagan desde la lógica y de manera racional.

4. Cuando se estén tomando decisiones delicadas en muchos casos parece que se está haciendo de la manera más lógica posible, cuando en realidad se está racionalizando la emoción. Hay que prestar atención a este factor.

5. El éxito de cualquier toma de decisiones implica conocer el porqué que está detrás, tener bien claro qué es lo que se quiere. Hay que tomarlas pensando en los objetivos y las metas que se quieren alcanzar.

6. Si las ideas estratégicas en el área de los negocios solo dará beneficio personal y no social, entonce es una mala decisión. Es preferible sacrificar una parte y aportar al desarrollo de una buena cultura institucional que en el largo plazo le dará grandes beneficios a la empresa.

7. Cuando se va a tomar una decisión, es importante considerar las opiniones de todos los miembros del equipo. Tener un grupo bien formado no solo fortalecerá el trabajo sino que también contribuirá a construir buenas decisiones.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.