Ser freelancer puede ser muy cómodo o un auténtico calvario. Para trabajar por cuenta propia hay que tener cierta organización, saberse vender y, sobre todo, tener muy claro que es un trabajo como cualquier otro aunque trabajes desde casa y no vayas a una oficina con compañeros. De hecho, lo que diferencia especialmente a un freelancer eficiente es que se toma el trabajo propio como si de un negocio propio se tratase. En esta fotogalería te damos algunas claves de este tipo de trabajadores autosuficientes que saben cómo llevar las riendas de su “negocio”.

Tener una buena carta de presentación. Un freelancer debe cuidar su imagen incluso más, si cabe, que una empresa. Esto es porque nadie va a dar la cara por la marca más que él. El trabajador por cuenta propia tiene que saber venderse.

0531-freelancer-630x420

Utilizar una tabla de precios. Antes de ofrecer sus servicios, un freelancer debe tener muy claro cuánto va a cobrar por ellos. Negociar sobre precios fijos es más sencillo que andar poniéndolos según la ocasión.

Hacer excepciones con mesura. Un buen freelancer hace un favor y baja el precio a un amigo una vez, si acaso dos, pero no tres y depende de a qué amigo, claro. Un trabajador por cuenta propia debe tener muy claro que su trabajo no tiene por qué costar menos por no tener a quien rendir cuentas a nadie.

Tener metas claras y por escrito. Al igual que las empresas tienen objetivos, los freelancers también. Un trabajador por cuenta propia realmente efectivo tiene claro hacia dónde va.

Fijarse un sueldo. Este punto es complicado teniendo en cuenta que el volumen de trabajo no siempre es el mismo, sin embargo, si un freelancer se obliga a tener que pagarse a sí mismo una cantidad cada mes, se acostumbrará a trabajar lo suficiente como para llegar a esa cantidad. Es una buena forma de crear cierta estabilidad.

freelance worker

Tejer una buena red de contactos. Trabajar desde casa puede llevar al aislamiento, y aunque con Internet es difícil que esto ocurra, es aconsejable que los freelancers salgan de casa, hagan networking y creen y mantengan una buena red de contactos.

Centrarse en lo que mejor sabe hacer. Trabajar para uno mismo muchas veces lleva a coger cualquier trabajo que sepamos hacer, sin embargo, lo mejor para ser productivo realmente es especializarse en lo que mejor sepamos hacer.

Fuente: Forbes

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.