javier-gazquez

Cómo seleccionar los mejores contenidos

Por Javier Gazquez, Experto en ecommerce y marketing online / Textbroker.es / Blogtimista

Antes de diseñar una estrategia de contenidos es necesario efectuar un análisis que determine algunos elementos relevantes sobre la personalidad de la marca y las características más fuertes del producto o servicio. Este tipo de conclusiones determinarán la forma de interactuar con los clientes o potenciales seguidores.

Primeros análisis:

¿Qué se dice sobre la marca?

La reputación online es un factor clave para que, no solo nuestros potenciales clientes, sino también el mismísimo Google confíen en la empresa. La valoración (buena o mala) que realiza el público sobre el producto o servicio ofrecido debe ser correctamente estudiada y analizada. Si bien es imposible tener un control de todo lo que se dice en Internet, de esas opiniones podrás extraer temáticas para trabajar contenidos futuros.

¿Qué hace la competencia?

Tener en cuenta qué hace la competencia no es sinónimo de debilidad sino de estar atento a los cambios del mercado y a las nuevas tendencias. La actividad de los competidores directos puede brindar información valiosa sobre el foco que debes darle a tus contenidos (qué redes sociales emplean, con qué periodicidad comunican, cuál es el tono empleado en los mensajes, entre otros puntos).

En la búsqueda de nuevos y mejores contenidos

  • Saber cuáles son tus artículos o post más populares (es decir aquellos más visitados y/o compartidos en las redes sociales) te ayudará en la definición de líneas editoriales eficientes. Google Analytics o Google Web Masters Tools son dos herramientas que pueden ser útiles en esta acción, solo debes estar dado de alta en ellas. Efectúa un listado de las temáticas y evalúa nuevas aristas de redacción.
  • Aquellos contenidos más compartidos en Twitter por tus seguidores también traerán datos valiosos,de esta forma lograrás conocer los intereses de tu audiencia.
  • El trabajo de los influenciadores es uno de los más analizados actualmente, debes detectar quiénes son dentro de tu sector y qué contenido comparten. También podrás determinar cuál es el formato que más les interesa: imágenes, vídeos, infografías o artículos.
  • Responder dudas o consultas de tu público objetivo podría traerte grandes beneficios, sobre todo en lo que a reputación se refiere. Para ello puedes valerte no solo de los comentarios dentro de los perfiles sociales de la marca, sino también investigar en foros del sector sobre aquellas dudas que aún no han sido tenidas en cuenta.

¿Cómo trabajar el contenido en Instagram y Twitter?

Instagram

Esta red social no solo tiene millones y millones de usuarios sino que al conectarse con Twitter y Facebook multiplica la visibilidad de tus contenidos. Una buena estrategia implica saber muy bien qué es lo que más le interesa a tu comunidad, y para que ello funcione puedes aplicar alguno de estos consejos:

  • Enseñar el producto o servicio en cuestión: Busca las mejores y las más representativas imágenes para destacar lo que tienes para ofrecer.
  • Demostrar cómo se elabora un producto: Estos procesos, ya sea de fabricación, producción o personalización son muy bien recibidos por los usuarios.
  • Aportar información de interés: A quién no le gusta recibir consejos o trucos sobre el producto que acaba de comprar o sobre el que tiene intenciones de adquirir.
  • Aprovechar las fechas especiales: Todas las marcas tienen muy presentes a la hora de definir su calendario de publicaciones o su estrategia de contenido, fechas como Navidad, Año Nuevo, San Valentín, Halloween, Día de la Madre/Padre/Niños… y la tuya no puede ser la excepción.
  • Humanizar a la empresa: Aquí podrías compartir contenido sobre el día a día de la marca, sobre aquellas campañas de responsabilidad social en las que has participado o sobre las personas que forman parte del grupo humano

Twitter

La brevedad de sus mensajes se ha establecido como una de sus fortalezas frente a otras redes sociales. Mensajes claros y sencillos, que no requieren de un excesivo tiempo de elaboración, siempre y cuando tengas presentes pequeños detalles:

  • Twittear con imágenes: Actualmente no hay otra manera de decirlo, “una imagen vale más que mil palabras”. Este recurso se ha tornado uno de los más potentes entre los usuarios, probablemente por su capacidad de generar reacciones y provocar la interacción.
  • Twittear con vídeos: Este tipo de contenido también aporta valor y aumenta la probabilidad de que el usuario lo comparta. Uno de los más característicos es aquel que viene acompañado de un GIF o de un tema musical.
  • Twitter completo: ¿Qué significa esto? Para que un tweet cumpla su objetivo debe ser breve (no superar los 140 caracteres), incluir al menos un hashtag (uno de los grandes protagonistas de esta red social) y algún enlace.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.