En la actualidad se podría decir que vivimos en una época de cambios, esto obliga a las empresas a realizarse nuevos planteos y pensar en estructuras que se alejen de lo tradicional para poder seguir el ritmo de la sociedad.

2.2

Esta época de constante cambio no es simplemente crítica y una cuestión de supervivencia, sino que también representa una oportunidad para las empresas de reinventarse. Por estos motivos varias empresas han decidido emplear nuevas estructuras consideradas innovadoras para antiguos negocios.

Tal es el caso de las bibliotecas japonesas que ahora también son gimnasios, cafeterías y salones de belleza. Estos cambios transforman la idea tradicional de las bibliotecas como un lugar tranquilo en un espacio dinámico lleno de actividades para realizar.

Un ejemplo de esto es la Biblioteca de Yamato, en la Prefectura de Kanagawa, en donde se dan clases de gimnasia, se cuenta con espacios en donde se realizan eventos y seminarios sobre salud y belleza.  

El objetivo, además de reinventar los negocios, es crear una ciudad saludable. Por eso el cuarto piso de esta biblioteca está equipado con productos vinculados a la salud, aparatos para medir la edad vascular y hasta algunas consultas médicas, además de los más de diez mil libros que allí se encuentran en relación con el tema.

También hay bibliotecas que ofrecen otras propuestas alternativas como escuchar música en vivo mientras que se disfruta de un libro o tomar un café preparándose para los estudios.  Estos nuevos servicios no solo sirven para atraer a nuevos visitantes a un negocio, que se podría decir, está en decadencia, sino que también para redefinir el concepto de biblioteca.

Por otro lado, está el caso de las florerías, otro negocio tradicional que ahora ofrece servicios alternativos como cafeterías o vende artículos complementarios para el hogar.

El caso más conocido es el de la Florería Atlántico, en Argentina, donde también funciona el bar de Tato Giovannoni. Desde el exterior uno puede ver las flores en la vidriera, como en cualquier otro local de este tipo, pero al entrar se encuentra con la sorpresa de que en el subsuelo hay un bar.

Este podría ser considerado como un caso de “concept stores”, estos son negocios o tiendas que no se encasillan en un sector o rubro específico sino que dentro de un mismo lugar se pueden encontrar productos o servicios de distintos rubros pero que comparten un estilo o estética en común.

De este modo, hasta se puede encontrar la combinación de las dos propuestas anteriores. Como es el caso de Casa Cavia, una antigua casona Argentina, en la que funciona un bar, una florería, una editorial y una librería.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.