javier-gazquez

Cómo reestructurar tu página web

Por Javier Gazquez, Experto en ecommerce y marketing online / Textbroker.es / Blogtimista

Las páginas web, como todo en esta vida, acaban quedándose obsoletas. Al fin y al cabo, a todos nos pasa que, lo que un día es perfecto, al siguiente no vale para nada, por lo que es entendible que los consumidores y usuarios prefieran desenvolverse siempre en entornos adaptados a las últimas tendencias. Por este motivo, más temprano que tarde, tendrás que enfrentarte a la reestructuración del portal de tu empresa. Es importante que cuando llegue el momento acometas esta reestructuración de tu página web teniendo en cuenta una serie de aspectos.

Quédate con lo que sirve

Evidentemente, a pesar de que tu página web pueda considerarse como una ‘antigualla’, seguramente habrá elementos que te sean de utilidad para el futuro. Identificarlos te resultará muy fácil pues serán aquellos que tus usuarios siguen valorando pese al paso del tiempo.

También debes tener en cuenta que el nuevo diseño deberá estar enfocado a la satisfacción de tus visitas y a responder a esas necesidades que el antiguo ya no podía cubrir. Nunca pierdas de vista que el usuario debe ser el centro de todo lo que hagas en tu web. En este sentido, Romuald Fons, experto en marketing online, destaca que es preferible desindexar completamente el contenido que no aporta valor al usuario que dejarlo online solo para tener más contenido.

Aprovecha para poner orden

La estructuración y el orden son conceptos básicos en el diseño web actual. Por lo tanto, desde el plano de la reestructuración de tu portal, ten estos factores siempre presentes.

Tampoco olvides esa máxima de que ‘más es menos’, por lo que siempre será mejor apostar por apariencia minimalista y nada sobrecargada. Además, también estás ante la oportunidad de darle una vuelta de tuerca a tus contenidos. A este respecto, Rand Fishkin, CEO de Moz, ha destacado en varias ocasiones la relevancia de la arquitectura web para conseguir resultados online.

Pon la reestructuración a prueba

La única forma de saber si has dado con la tecla es dejar que tus usuarios prueben el nuevo diseño. Así que, ponte manos a la obra y permite la entrada a todos aquellos que, por ejemplo, pertenezcan a tu club de afiliados, si es que cuentas con uno, o a quienes consideres más fieles y leales. Después, invítales a que te den su opinión sin tapujos. Solo así alcanzarás la perfección.

Ante todo, recuerda: El usuario siempre debe ser el centro de todo en tu web. Trabaja su satisfacción, sus necesidades, pónselo fácil, permite que se sienta cómodo, no des nada por hecho,… Identifica quién es tu usuario, qué necesita y adapta tu web teniéndolo en cuenta.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.