A la hora de ingresar en una página web lo primeros que observamos es el homepage. Hay una razón por la cual homepage comienza con ‘home’. Para las empresas digitales es fundamental optimizar el recurso generando vistas atractivas que generen ganas de continuar visitando el sitio. Una página de inicio debe proporcionar a los clientes una experiencia similar.

homepagei

Los compradores ahora son más propensos a comprar que en una tienda física, e incluso los compradores que prefieren hacer su compra final dentro de una tienda a menudo comenzará el viaje de compras en línea. Como el comportamiento de las compras ha cambiado, también lo han hecho las expectativas. Los clientes quieren que las cosas sean fáciles, personalizadas y sobre todo, no quieren tener que trabajar – o pensar – más de la cuenta. En resumen, quieren sentirse como en casa.

Para diseñar la página principal que mejor satisfaga sus objetivos, los diseñadores deben hacer responder a una pregunta simple: ¿Qué quieren mis usuarios, cuál es su mentalidad y cuál es su intención? La clave para desbloquear este rompecabezas es entender que su página principal es una fuente de familiaridad y comodidad para los compradores leales, los que conocen y aman a su marca y ya están familiarizados con ella. Los usuarios digitales que llegan a las páginas de inicio hoy en día son usuarios avanzados – los visitantes frecuentes que ya tienen un gran conocimiento sobre la marca. No necesitan explicaciones de la empresa o propuestas de valor. Necesitan herramientas.

erp-que-buscan-los-usuarios

Para impulsar las experiencias de sus visitantes, las marcas deben centrarse en tres funcionalidades críticas: transparencia, interactividad y personalización. Hay que aceptar desde el principio que la mayoría de los usuarios van a pasar por alto la página de inicio, y entender esto coloca una carga adicional en los diseñadores para hacer páginas de contenido tan claro e informativo como sea posible. Cada página de contenido es ahora también un portal para su marca y sus productos, ya que cada página podría servir como la primera interacción del visitante con su marca. Elementos como la navegación, la marca y la interfaz de usuario deben seguir siendo los mismos en todo el sitio. De esa manera, no importa cómo o dónde lleguen los visitantes, serán recibidos con la información y el estímulo que necesitan para dar los siguientes pasos.

sitios-web-interactivosPara hacer el sitio web más interactivo, necesita ser más comunicativo, controlable y sensible, por lo que los clientes tendrán más oportunidades de interactuar activamente con la marca. En consecuencia, las percepciones de los consumidores sobre la interactividad del sitio web son más propensas a desencadenar experiencias de marca más sensibles, emocionales, cognitivas y de comportamiento en el sitio web.

Forbes

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.