El tiempo que se dedica al trabajo es clave, por eso optimizarlo es un cuestión de vital importancia dentro de las empresas para alcanzar las metas y objetivos de la mejor manera. Pero, ¿cómo lograrlo?

2

1. Ayúdate con una agenda
Tener la semana planificada con detalle de todas las actividades que se realizarán es muy importante para lograr ser efectivos en el trabajo. Contar con una agenda completa facilita las tareas y la comprensión de las mismas.

2. Usa a la tecnología como aliado
Una parte del tiempo que se pierde en los negocios son los traslados de un lugar al otro. Hoy la tecnología ofrece muchas herramientas para evitar traslados innecesarios. Se pueden realizar desde conversaciones hasta entrevistas con herramientas como Skype.

3. Cómo son las tareas
Tener en cuenta todas las actividades que se realizan dentro de la empresa y de qué manera se ejecutan es una buena forma de obtener una panorama completo de lo que está pasando dentro de la compañía. Así se podrán detectar tareas realizada con poca eficiencia y corregir las formas.

4. Usar las herramientas adecuadas
Asegurate de que estas usando los programas adecuados para llevar a cabo tus tareas. Existen millones de aplicaciones y softwares que te ayudarán a realizar tu trabajo de manera más rápida y fácil.  

5. Cada acción en armonía con el objetivo final
Elimina todas las cuestiones que no te nutran como empresario o que no den ningún fruto para la empresa. La cortesía es crucial pero intenta de evitar reuniones o presentaciones que no tengan fines vinculados con la empresa y que en el fondo realmente no contribuyan a su desarrollo.

6. Una tarea, un momento
Cuando se realizan actividades o tareas al mismo tiempo no se logra ahorrar tiempo, sino que al contrario, baja la efectividad en las dos áreas el trabajo no se cumple de la mejor manera y los empleados terminan por agotarse aún más.

7. Concéntrate en lo que estás haciendo
Mientras que uno esté en el trabajo hay que intentar desvincularse lo más posible de la vida personal. Ahorrarás tiempo si evitar navegar por las redes sociales o hacer llamadas a amigos o familiares.

8. Trabajo en equipo
Cuando una persona se focaliza en su tarea sin dejar participar al resto de los integrantes del equipo. No solo baja la productividad sino que genera frustraciones y roces en el área de trabajo. Hay que aprender a delegar tareas y a trabajar en equipo para optimizar los tiempos.

9. La mejor hora
No todas las personas son productivas a la misma hora y tampoco tienen su punto de mayor actividad al mismo tiempo. Analiza y detecta en qué hora del día eres más activo y qué período te favorece. Luego trabaja dentro de esta franja horaria para lograr mejores resultados.  

10. Agiliza las comunicaciones
Ármate una serie de plantillas de respuesta tipo para los distintos mensajes o correos que te lleguen a tu trabajo. Así podrás responderlos más rápido y ser más efectivo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.