La tecnología ha cambiado el comportamiento de las personas en los últimos 20 años, desde la forma en que se entretienen hasta la manera en que se comunican. Así, actividades cotidianas como ir atrabajar han adquirido otro sentido y demanda nuevos escenarios que permitan la productividad y movilidad de las actuales generaciones. El lugar de trabajo ya no se limita a un espacio designado, ha pasado de la realización de actividades laborales en la oficina, a ejecutar estas en cualquier lugar y momento: ya sea en el vestíbulo de un aeropuerto, hotel o sala de espera, en una cafetería o en casa; y es la tecnología detrás de este escenario la que impulsa este fenómeno.

“En Intel sabemos que hay una mejor manera de trabajar. El puesto de trabajo está cambiando rápidamente y la fuerza laboral de hoy en día está en la búsqueda de diferentes experiencias laborales impulsada por tecnologías innovadoras. Hoy el PC cumple un papel primordial a la hora de brindar a cada empleado formas innovadoras de mantenerse seguro, conectado y productivo desde cualquier sitio”, expresa Nelson Londoño, Gerente de desarrollo de mercados Intel.

El puesto de trabajo se está transformando y ahora las tareas diarias se llevan a cabo sin contratiempos y de manera eficiente en cualquier lugar. Además, las empresas viven bajo la creciente presión de la competencia, donde deben adoptar nuevos modelos de negocio, en muchos casos, habilitados por la movilidad y la nube, lo que evidencia la necesidad de mantener su vigencia en el mercando y exige la renovación de tecnologías como parte del ADN de las compañías.

En consecuencia, la PC es el dispositivo ideal para cumplir con las exigencias de los actuales trabajadores móviles y nativos digitales quienes demandan escenarios laborales más flexibles y un espacio de trabajo transformado. Intel comparte tres características esenciales de la transformación del puesto de trabajo actual:

  1. adminofficeassistAdiós a los cables: hace 20 años las personas asistían a sus reuniones con la agenda en la mano, debido a que era casi imposible llevar el equipo de cómputo gracias a su tamaño y a la dependencia de múltiples cables que eran necesarios para su funcionamiento. Actualmente, gracias a la evolución del PC, esa realidad cambió, y los trabajadores de hoy en día pueden llevar su dispositivo y trabajar no solo desde una sala de juntas, sino desde cualquier lugar del mundo.
  1. Desempeño sin interrupciones: Las PCs actuales están en la capacidad de entregar hasta 2,5 veces más rendimiento y 30 veces mejores gráficos en comparación a un equipo de 5 años de edad, garantizando a los colaboradores herramientas de trabajo más poderosas y productivas.
  1. Movilidad: La transformación del lugar de trabajo ya no es un concepto, es una realidad. La movilidad es el principal motor que ha abierto las puertas que promueven la productividad móvil, al igual que posibilitan a los empleados trabajar desde su nueva oficina: en cualquier lugar.

Los antiguos modelos de trabajo que siguen operando serán disueltos y eclipsados por nuevos modelos. Asimismo, los trabajadores del año 2025, verán nuestra forma de trabajar de la misma manera como hoy percibimos una oficina de la década de los 80’s. Es aquí donde, sin lugar a dudas, la tecnología será un agente de cambio relevante para los entornos laborales actuales y del futuro.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.