La serie que se ha convertido en un fenómeno global, Game of Thrones, se hizo de diversos factores que le garantizaron el éxito, entre ellos se encuentran las redes sociales, en donde pudieron plasmar las dinámicas del poder, la cultura popular, la economía y los problemas de liderazgo.

2

El poder de esta serie está atravesando la pantalla, en España, por ejemplo, los puntos en donde se grabaron escenas de la serie se han convertido en una gran atracción turística para miles de fanáticos de todo el mundo. Además muchas mujeres de mediana edad en España se llaman como algunas de las protagonistas de las serie Arya y Daenerys.

El factor más importante de esta serie en lo que refiere a enseñanzas de storytelling, es la sólida estructura que posee la narración. Son capaces de matar a la estrella del momento sin que la historia se vea afectada, sin que los espectadores se sientan desilusionados.

La realidad es que muchos de los elementos utilizados en la narración de la serie se pueden adaptar a la comunicación de las empresas donde es cada día más importante no solo transmitir información sino que contar historias. La narración es clave en todo momento y no solo cuando se genera contenido de marketing. En las compañías siempre se están haciendo narraciones de los objetivos, de las metas y ambiciones.

Los elementos más importantes al momento de contar la historia es quién la cuenta, cómo se cuenta y qué se cuenta. Contar la historia permite gestionar y este ejemplo se ve claramente en la serie con el caso entre Ned Stark y Jon Snow: el padre de los Stark fue quien contó la historia de Snow y quién armó su propia versión. Esto, trasladado a la realidad de las empresas, demuestra la importancia de no deformar la realidad, de no manipular la redacción.

La serie también enseña que cuentes la historia que cuentes siempre habrá alguien que te apoye y alguien que no lo haga. Esto para las compañías representa un verdadero problema puesto que su objetivo es satisfacer a la mayor cantidad de personas posibles. Hay que construir una narración fuerte, una historia en la que pueda desaparecer el protagonista sin que se pierda el interés y la intriga.

Muchas empresas se enfrentan a la cruda realidad de perder clientes, de ver cómo sus productos desaparecen y dejan de tener gancho entre los consumidores. En algunas ocasiones no queda otra alternativa más que cambiar y seguir con una nueva estrategia. Saber contar qué es lo que va a cambiar y cómo va a ser es fundamental para que el cambio sea aceptado, sino cómo se hubiera superado que el gran Stark muriera y aún así la historia continuara, incluso de manera sorprendente.

Es que contar con una historia que sea poderosa y que tenga una muy buena base, genera una conexión increíblemente fuerte con las audiencias. Quizá el mayor secreto para el éxito de Game of Thrones, sea ese, saber conectar con sus públicos amplios y variados. Este tiene que ser el punto de partida y de llegada, contar buenas historias, generar una narración tan sólida que se vuelva convincente frente a cualquier circunstancia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.