La serie estrella de HBO, Game of Thrones, se ha ganado diferentes espacios para todo tipo de consumidores. Lo cierto es que se ha transformado en la favorita tanto para los fanáticos de la ficción como para los empresarios.

Con un intrincado guion y personajes complejos, la trama conduce a los espectadores a través de distintas situaciones que se pueden trasladar al ámbito empresarial. Te contamos cómo los distintos personajes de Game of Thrones, tienen algo para decir en tu negocio.

Tyrion Lannister, el favorito de muchos, ciertamente ha enseñado que sí es posible salir de las peores situaciones. Con mente analítica deteniéndose en los problemas, es posible encontrar la solución.

Con su frase estrella le ha enseñado a cualquier emprendedor que las críticas no deben convertirse en una debilidad, sino que deben ser el inicio de una mejora. Indicó como una falencia propia puede convertirse en un distintivo: “Nunca olvides qué eres, porque desde luego el mundo no lo va a olvidar. Conviértelo en tu mejor arma, así nunca será tu punto débil. Úsalo como armadura y nadie podrá utilizarlo para herirte.”

Tyrion también ha dado lecciones sobre trayectoria: “Una mente necesita de libros igual que una espada de una piedra de amolar, para conservar el filo”. Es decir, en el camino siempre se aprende, hay que tomar las lecciones del día a día porque a diario se puede mejorar.

Pero cuando del camino se trata, “los planes son como la fruta, tienen que madurar.” Hay que esperar los resultados a largo plazo y no buscar únicamente el corto plazo. Hay que esperar el momento indicado para aplicar una estrategia.

Pero Tyrion no es el único que ha dado lecciones, Baelish, admirado y odiado a la vez, siempre demostró cómo es posible logar lo que uno se propone. Una y otra vez indicó cómo es normal caerse a lo largo del trayecto, pero siempre remarcando que lo único que importa es volver a levantarse: “El caos no es un pozo. El caos es una escalera. Muchos de los que intentaron escalarla fallaron, nunca podrán probar de nuevo. La caída les rompió. Y algunos a los que se les dio la oportunidad de escalar, se aferran al terreno, a los dioses o al amor. Solo la escalera es real. La subida es todo lo que hay.”

Syrio Forel también nos ha hablado de las caídas y de la “escalera” de Baelish, es que para él “cada herida es una lección, y cada lección te hace mejor.” Es decir, hay que aprender a equivocarse, no hay que tener miedo a hacerlo porque así serás mejor. Para iniciar o llevar adelante un negocio se necesita de coraje, sin riesgos los proyectos no avanzan. “El hombre que teme la derrota ya ha sido derrotado. El miedo hiere más que las espadas.”

Por último, la poderosa y determinada Daenerys Targaryen demostró que en el liderazgo, la calve se encuentra en la libertad. Que cada equipo sienta la confianza y la libertad en el desarrollo de sus ideas para alcanzar los mejores proyectos: “Desde el día de hoy escogerán sus propios nombres. Les dirán a los demás soldados que hagan lo mismo. Tiren su nombre de esclavo, escojan el nombre que le pusieron sus padres, o cualquier otro. Un nombre que les dé orgullo”.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.