La tecnología ha avanzado a pasos agigantados, ahora son una gran herramienta para la educación. Por eso la tecnología alternativa desarrollada para niños con autismo es clave para que los chicos puedan encontrar su voz y comunicarse.

3

El hecho es que ahora se han desarrollado dispositivos que poseen una base de datos con más de tres mil palabras y fotos que hacen la diferencia para estos niños a la hora de comunicarse. Para los chicos que poseen autismo es muy difícil comunicarse, para ellos es más fácil encontrar las palabras gráficamente que aprenderlas de manera verbal.

De este modo hay dispositivos equipados con imágenes que representan sustantivos, verbos, objetos, colores, acciones, etc. que al ser pulsados por los niños, al igual que lo hace Siri, se escucha una voz que “traduce” lo que los niños seleccionan en el dispositivo.

Hoy en día los dispositivos electrónicos alternativos diseñados para la comunicación son clave en muchas terapias llevadas a cabo para tratar el autismo o mejorar la comunicación en niños con impedimentos para el habla.

Estas aparecen como una alternativa al lenguaje de señas o a las tarjetas ilustrativas que se usaban tradicionalmente. De este modo se ofrece una manera interactiva de comunicación que resulta, en algunos casos, más motivante. Al pasar de imágenes a voz o de texto a voz, los niños pueden sentir que se están comunicando de una manera más fluida. Algo similar al traductor que posee Stephen Hawking.

2

Entre las tecnologías disponibles se encuentra Eye-gaze que es utilizada para aquellos niños que no pueden hablar y el único movimiento que pueden realizar es el ocular. De este modo no necesitan tener que pulsar una imagen que vean en pantalla. Todos los elementos que reproduzca la voz pueden ser configurados para que sea con la voz de un niño o niña, un hombre o una mujer. Además de estar disponibles en varios idiomas cuenta con distintos dialectos para los chicos que tengan familias bilingües.

Varias familias han encontrado buenos resultados en el empleo de estas tecnologías, tal es el caso de Selah Oelschlager, de seis años. Ella comenzó la terapia del habla a los 18 meses cuando sus capacidades de comunicación eran mínimas.

Hoy utilizando una tablet, ella selecciona una imagen para poder comunicarse.  Puede ver, tocar y experimentar lo que quiere transmitir con este dispositivo a través del uso del sistema LAMP Words for Life.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.