Los dos gigantes del Internet comparten una peculiar dinámica para mejorar la productividad de sus empleados. En las oficinas de Google y Facebook todos los trabajadores se toman 20 minutos diarios para realizar una actividad que poco tiene que ver con sus tareas específicas.

An ilustration shows the silhouette of a man in front of a monitor, showing the logos of the social network Google+ and Facebook in Hanover, Germany, 21 September 2011. After Google+ had opened for certain users, now it can be used by everyone. Photo: JULIAN STARATENSCHULTE -ALLIANCE-INFOPHOTO

Estas dos empresas conocen perfectamente la importancia de tener equipos productivos. Hay muchas técnicas para mejorar la productividad, pero uno de ellas, y quizá la más sencilla, es dormir bien. Por eso, en Google y Facebook la clave no está en cuánto se trabaja sino en cómo se trabaja.

Para poder tener una vida saludable es necesario dormir bien, la falta de sueño daña la salud, por ejemplo, podría derivar en algunas enfermedades como el alzheimer. No dormir la cantidad de horas necesarias conlleva a riesgos en el éxito laboral ya que reduce notablemente la productividad de los empleados.

Un estudio realizado en los EEUU reveló que las pocas horas de sueño de los trabajadores implica un coste de 63 mil millones de dólares a las empresas debido a la baja productividad de los mismos.

Para evitar estos problemas, tanto en la compañía como en la salud de los trabajadores, las oficinas de Google y Facebook cuentan con salas para dormir equipadas con sillas encapsuladas llamas “energypods” en donde los trabajadores pueden dormir un 20 minutos diarios.

Pero, ¿cuáles son los beneficios de un siesta diaria de 20 minutos? Son varios. Entre los efectos positivos se encuentra la mejoría en la concentración. Al mediodía los niveles de energía de las personas suelen caer producto del trabajo y del estrés, tomar una siesta en este momento del día ayuda a recargar las energías distender la mente y volver a ser tan productivo como en las mañanas. Realizar esta práctica también ayuda a la memoria y al aprendizaje.

Estar descansado también mejora las relaciones con el resto de los miembros del equipo ya que evita procesos producidos por la irritabilidad que generan las pocas horas de sueño. Tomar una siesta puede eliminar este problema y reducir algunos en lo que refiere a la salud.

Por otro lado tomar siestas incentiva al pensamiento creativo. Varios estudios han demostrado que tomar una pausa y dormir unos 20 minutos aumenta la actividad en el hemisferio derecho del cerebro, el encargado de las emociones, la creatividad, el arte y la imaginación. Las siestas también significan un descanso para el hemisferio izquierdo, el encargado de la lógica, puesto que durante esta etapa del sueño permanece inactivo.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.