Se establece que las descripciones de los productos son clave para comunicarse con los clientes exigentes, sin embargo, el dicho: “Una imagen vale más que mil palabras” podría ser cierto en lo que a marketing refiere. Las marcas que cuenten con buenas imágenes en sus productos, sobre todo si estamos hablando de los negocios que trabajan en línea, tienen mayores probabilidades de llamar la atención de los consumidores.

Style redhead girl with gumshoes and laptop on blue background

En primer lugar hay que hacer centro en lo que es las imágenes de buena calidad. Contar con ilustraciones profesionales se le otorga credibilidad a las marcas y aumentará  su reconocimiento. De este modo es recomendable evitar fotos de baja calidad. Pero no solo hay que centrarse en lo que son los píxeles, sino que también es necesario que tengan un fondo limpio que se optimicen al medio y que puedan comunicar.

En lo que refiere a las ventas en línea los consumidores deben tener la oportunidad ver el producto desde todos sus ángulos y además contar con todos los detalles que posee el producto. Las fotos deben demostrarle al cliente cómo es realmente el producto y darle la seguridad de que está viendo cada uno de sus aspectos como si lo estuviera manipulando.

Otro factor importante es mostrarle al cliente los usos que le podrá dar al producto y en qué áreas los podrá aplicar. Hay que sacar fotos que pongan al producto en contexto, que ayude a los públicos a visualizarse junto a él.

El último aspecto que es importante destacar es el asegurarse de que las fotos se ven de igual manera en todos los navegadores y dispositivos. Las imágenes de los productos tiene que ser una representación exacta de lo que es el producto ya que sino se generarán descontentos, expectativas falsas en los clientes e incluso podrían colocar en el sitio una foto de como realmente se ve el producto. Esta acción dañaría la credibilidad de la marca y su reputación.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.