La última campaña publicitaria de Nike ha levantado una enorme polémica en Estados Unidos tras la participación de Colin Kaepernick, el ex jugador de fútbol americano.

Nike lideró las pérdidas de Wall Street en la jornada de ayer (-2.94 %) después de que su último anuncio de la campaña “Just Do It” lo protagonice el exjugador de fútbol americano, Colin Kaepernick.

Definitivamente tener al presidente Donald Trump como enemigo no ha ayudado a las acciones de la empresa, quien aún en el día de hoy sigue cotizando por debajo de los días anteriores a la publicación de la campaña. Si bien la empresa logró subir apenas 0,40% su cotización, todavía no se recuperan de las pérdidas de ayer que fueron del casi  3%

A través de los años Nike ha contado con la participación para sus campañas de grandes estrellas como Michael Jordan, Serena Williams, Ronaldinho, Ronaldo Nazario y Cristiano Ronaldo, entre otros.

Esta campaña, que cumplirá su trigésimo aniversario, es una de la más populares de Nike y sería la primera vez que usaría un atleta que no está activo ni tampoco retirado. También sería la primera vez en la cual un atleta es usado por razones que no resalten sus hazañas dentro de lo que es su disciplina deportiva.

Kaepernick no ha jugado en ningún equipo desde que estuvo con los San Francisco 49ers en el 2016 y se convirtió en agente libre en marzo del 2017.  El mariscal de campo no ha sido fichado desde entonces debido a sus convicciones sociales. En el 2016, Kaepernick comenzó a arrodillarse en protesta a la situación racial y a la brutalidad policial que han sufrido varias comunidades de raza negra en Estados Unidos.

Las acciones del jugador causaron una gran división dentro de la sociedad norteamericana. Sus acciones recibieron el apoyo de varios atletas de renombre, pero también un gran rechazo de parte de figuras políticas, ciudadanos y hasta algunos colegas y excompañeros de equipo.

Kaepernick compartió en su cuenta de Twitter la imagen con un slogan muy representativo de su carrera y de su vida: “Believe in something. Even if it means sacrificing everything” que en español sería: “Cree en algo. Incluso si significa sacrificar todo”.

La marca americana se ha situado en el centro de la polémica ya que su flamante nueva figura fue fuertemente criticado al permanecer sentado mientras sonaba el himno del país al comienzo de un partido en el año 2016. Este gesto fue considerado por muchos como una falta de respeto al país.

Incluso el propio presidente norteamericano, Donald Trump, hizo referencia a lo ocurrido animando a los aficionados a pedir que no jugase. Además, el actual presidente estadounidense usó la critica a las actitudes del deportista como arma propagandística para su agenda política y también lo insultó brutalmente en varios de sus famosos tweets.

Kaepernick , por su parte, desde que dejó de jugar, se ha convertido en activista social y filántropo ofreciéndole ayuda a varias comunidades a lo largo y a lo ancho de los Estados Unidos.

La aparición del deportista en el spot publicitario causó tanto revuelo que la reacción de un buen número de usuarios no se ha hecho esperar y Twitter se ha convertido en un espacio de protesta para muchos ciudadanos que, para rechazar el apoyo de la marca a la reivindicación del jugador, han optado por subir vídeos quemando productos de Nike y llamando al boicot.

Si bien, son muchos quienes se ha sumado al hashtag #NikeBoycott, también ha surgido un movimiento de apoyo a la marca bajo la etiqueta #StandWithNike, que refleja las dos caras de la sociedad americana que atraviesa un momento de evidente división.

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.