El Super Bowl: la fiesta que genera más de 100 millones de dólares con un promedio de 5.25 millones de dólares en 30 segundos de publicidad

Super Bowl es la final del campeonato de la National Football League (NFL), el principal campeonato profesional de fútbol americano de Estados Unidos. Es una de las únicas finales que se juega en un sitio neutral y se define el campeón. Es un fenómeno que tiene 50 años y capta la pasión de todo el público y el interés de las grandes marcas por patrocinarse.

Coca-Cola, la gran marca de refrescos del mundo, volverá a comprar un espacio en la próxima edición 2020 de esta histórica fiesta deportiva estadounidense. De este modo retorna luego de abandonar la tradición en el 2019, después de participar 11 años consecutivos. Se espera que el anuncio tenga una duración de 60 segundos.

El evento además, se caracteriza por combinar la fuerza, el trabajo en equipo y la organización –  con el fútbol americano- y por el otro lado, la inversión en publicidad, que tiene un valor estimado de 663 millones de dólares. En promedio, solo en su país natal, reúne a más de 98 millones de televidentes. Y como lo dan a entender sus ganancias publicitarias, esta gran audiencia lo hace valioso para las marcas.

Es entonces que se tiene gran expectativa por la vuelta de la marca, ya que durante el Super Bowl del 2019, la marca solo prefirió comprar un lugar durante el Big Game de 2019. El anuncio animado enfatizó los valores y diversidad de la marca:  «The Wonder of Us». A continuación se muestra el video:

 

El spot animado fue creado por Wieden + Kennedy Portland. El anuncio no está haciendo una declaración política, sino que trata de promocionar la bebida como algo que todos disfrutan, sin importar su raza, estado o creencias. El spot presenta un poema original que está inspirado en citas del libro de Andy Warhol de 1975, «La filosofía de Andy Warhol», en el que afirma que «una Coca Cola es una Coca y ninguna cantidad de dinero puede obtener una Coca mejor que la de uno». Esta acción de Coca-Cola fue un movimiento estratégico: usar el himno para pedir la unidad. El Himno Nacional ha sido un momento polarizador para la NFL desde que Colin Kaepernick comenzó a arrodillarse como una forma de protesta por las injusticias raciales y sociales.

De todas formas, el regreso de la marca demuestra que la iniciativa de este año no tuvo los resultados esperados y es todavía preferible apostarle al evento, a pesar de la dura caída en sus ratings. Por supuesto, también es interesante que la empresa no tenga planeado la marca que publicitará.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.