Los nombres de los propietarios de las cuentas, su dirección de correo electrónico, su profesión, su género y su edad son los principales datos que se vieron expuestos, aseguró la empresa.

La red social que intentó competir con Facebook anunció su cierre luego de haber detectado una falla que dejó al descubierto datos personales de medio millón de personas que frecuentaban la red social.

Google informó el que, en el pasado mes de marzo había hallado y corregido “inmediatamente” una falla de seguridad en su red social Google+ que dejó al descubierto una numerosa canatidad de datos. Los nombres de los propietarios de las 500.000 cuentas, su dirección de correo electrónico, su profesión, su género y su edad son los principales datos que se vieron expuestos, asegura Google en su página en internet.

El incidente de seguridad habría tenido lugar entre 2015 y marzo de 2018, según publica The Wall Street Journal, que asegura que la compañía nunca informó de ellos ni avisó a los afectados debido al escrutinio normativo y los daños que podría causar a su reputación.

En su comunicado, Google defiende que no han hallado indicios de que esos datos fueran utilizados de forma negativa. “No hemos encontrado pruebas de que ningún desarrollador fuera consciente de este error, o de que hayan abusado de él, y no hemos encontrado prueba de que la información de algún perfil haya sido utilizada negativamente”.

El error en concreto implica que estas aplicaciones externas tenían acceso a datos del usuario que habían sido compartidos por este, pero que no eran públicos, según Google. “Estos datos se limitaban a campos estáticos y opcionales del perfil de Google+ como el nombre, la dirección de correo electrónico, la ocupación, el género y la edad”, informó la compañía.

Google, también informó que no se han visto afectados los mensajes, publicaciones, datos de la cuenta o números de teléfono de los usuarios.

“Cada vez que los datos de un usuario se ven afectados, hacemos más de lo que exige la ley y aplicamos varios criterios para determinar si debemos notificarles”, dijo un portavoz de Google. En este caso, la compañía justificó su silencio por la naturaleza de la información que quedó expuesta, el hecho de que no se constatara el uso inapropiado de los datos y el que no fuera posible determinar con precisión a qué usuarios informar. 

Google+ cuenta con millones de usuarios y es utilizado principalmente por profesionales que están interesados ​​en temas específicos y pueden ver las actualizaciones de sus contactos a través de los “círculos”. Estos círculos son grupos de contactos creados por el usuario de acuerdo con los criterios de su elección: intereses, categorías de clientes, relaciones, etc., y dentro de los cuales es posible decidir el contenido que se compartirá.

Como resultado, de lo ocurrido y ante una gran inactividad de la red social, Google ha decidido prescindir de esta red, aunque permitirá a los usuarios, durante 10 meses -hasta finales de agosto-,  que recaben y transfieran sus datos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.