China enviará al espacio un satélite de iluminación, también conocido como «luna artificial«, en el año 2020.

Expertos de la Corporación de la Ciencia y la Tecnología Aeroespacial de China buscan complementar la luz del satélite natural en un área de hasta 80 kilómetros de diámetro. Todavía no se sabe mucho sobre su altura y tamaño, o sobre cómo será financiado el proyecto, pero la idea es que refleje luz del sol a través de unas alas que funcionarían como paneles solares.

El satélite se diseñó para complementar la luz de la luna por la noche y tendrá una iluminación ocho veces superior a la original, suficiente como para reemplazar las luces de la calle.

Kang Weimin, uno de los directivos de la compañía, explicó que la luz del satélite es similar al resplandor del atardecer por lo que no afectaría a los hábitos de la fauna -una de las preocupaciones de la sociedad china-, sino que, el objetivo es «ahorrar dinero a la ciudad» al eliminar la necesidad usar las luces de la calle.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.