China insertó diminutos microchips en servidores usados por decenas de empresas de EEUU, entre ellas Apple y Amazon, para obtener información confidencial del país y sus multinacionales.

El Gobierno chino espió durante 2015 a decenas de grandes compañías estadounidenses,entre ellas Apple y Amazon, a través de una técnica que parece salida de las películas de espionaje: insertar diminutos microchips (de apenas unos milímetros de tamaño) en servidores fabricados en China que eran posteriormente vendidos a multinacionales de EEUU.

De acuerdo con la investigación realizada por Bloomberg Businessweek, Amazon y Apple detectaron el espionaje en 2015, e informaron al Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI).

Las fuentes consultadas por la publicación indicaron que una unidad del Ejército de Liberación Chino logró realizar una operación del tipo “ataque de siembra”, es decir, manipular de fábrica los componentes del hardware para tener acceso a estos y a la información que manejan.

Su diminuto tamaño, similar al de la punta de un lápiz y su aspecto de aparentes receptores de señal consiguieron que el chip pasase desapercibido.

Inicialmente, estos chips se insertaban en servidores de fabricantes chinos que,  a su vez, se  vendían a otras empresas. Una de ellas, Super Micro Computer, con sede en California, que es uno de los principales proveedores a nivel mundial de placas base en servidores.

Super Micro tenía como clientes clave a la ‘startup’ Elemental Technologies, comprada por Amazon Web Services en 2015. Antes de la adquisición por parte de Amazon, los servidores de Elemental (con los chips chinos infiltrados) eran utilizados por todo tipo de organismos estratégicos dentro del Gobierno de EEUU: el Departamento de Defensa, la unidad de drones de la CIA, la marina de EEUU para el control de las redes internas de los barcos de guerra.

Pese a la polémica que se generó en torno a la veracidad de este asunto, Amazon y Apple niegan haber sido victimas de hackeo.

¿Es o no es?

Cuando este tipo de hechos surgen y las supuestas victimas dicen no haber encontrado pequeños chips que estuvieran robando informando, solo hay una pregunta para hacerse ¿es o no es?

Según la plataforma Bloomberg Businessweek hay 17 personas que, si bien mantienen el anonimato, han sido fuentes para esta investigación y aseguran que China logró infiltrarse en empresas como Apple y Amazon.

Pero por otra parte el gobierno estadounidense, más precisamente el Departamento de Seguridad Nacional norteamericano aseguró que respalda las versiones de Apple y Amazon, quienes niegan la información publicada en el informe de Bloomberg. 

«La seguridad de la cadena de suministro de tecnología de la información y las comunicaciones es fundamental para la misión de seguridad cibernética del Departamento de Seguridad Nacional y estamos comprometidos con la seguridad e integridad de la tecnología en la que los estadounidenses y otros en todo el mundo confían cada vez más», señaló, por medio de un comunicado, el Departamento de Seguridad.

Al mismo tiempo, la empresa de Cupertino, Apple,  aclaró que tampoco estaba al tanto de una investigación del FBI sobre este tema. «Tratamos de averiguar si había algo que haya ocurrido, que sea incluso muy cercano a esto… No encontramos nada», sostuvieron importantes ejecutivo de Apple.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.