Pekín cuenta con una de las mayores flotas de taxis del mundo, con alrededor de 70.000 vehículos. Pero las nuevas medidas antipolución puestas en marcha por el gobierno chino, ante la situación crítica de la calidad de su aire, han puesto en marcha un gran proceso de renovación de dicha flota que llenará una de las mayores urbes del globo de coches eléctricos.

Así, según anunciaba el National Business Daily, “todos los taxis que se añadan [a la flota] o que sean reemplazados en la ciudad de Pekín dejarán de lado la gasolina en favor de la electricidad, de acuerdo con un proyecto para el control de la contaminación del aire en Pekín, Tianjin, Hebei y sus alrededores a partir del año 2017″.

la-oe-0105-tilleman-china-electric-vehicles-20160105

Se espera que la reconversión total de la flota termine costando alrededor de 9.000 millones de yuanes (o 1.300 millones de dólares), pero aún asi saldría rentable: no ya sólo en términos medioambientales o de repercusión sobre la salud de los habitantes de Pekín, sino también económica, gracias al ahorro en combustible y mantenimiento para las compañías de taxis.

El gobierno chino ya ha flexibilizado la normativa de fabricación de automóviles con el fin de atraer a más compañías automovilísticas e impulsar así la producción de vehículos eléctricos (gracias a lo cual ya supera, con 600.000 vehículos, a la suma de los que circulan a día de hoy por las carreteras de Estados Unidos y de toda Europa). Ahora son las asociaciones de taxis pekinesas las que confían en contar con el respaldo público, en forma de subsidios, durante el proceso de implantación de los nuevos 70.000 taxis eléctricos.

A más largo plazo (no tanto: 2020) el régimen chino quiere convencer al conjunto de sus ciudadanos para que se ‘suban al barco’ de los vehículos electrónicos y lograr así que dentro de 3 años haya 5 millones de los mismos recorriendo las carreteras de China, lo que tendría un impacto decisivo sobre la contaminación del aire en todo el país.

TicBeat

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.