La red social, envuelta hace un tiempo en un manto de controversias, está de nuevo en el ojo público luego que se diera a conocer que Cambridge Analytica accedió a información de 50 millones de cuentas de usuarios de la red.

Luego de cuatro años, con pequeñas caídas y repuntes. La red social sufrió la peor baja desde entonces con una caída de casi un siete por ciento en sus acciones. En la siguiente nota te contamos las claves de la relación Cambridge Analytica – Facebook.

En una primera instancia, el contexto implica que Cambridge Analytica es acusada de obtener información de millones de usuarios de la red social sin contar con el consentimiento de estos. Por lo que se violaron, en este caso, las políticas de uso de Facebook.

Con la información recaudada la empresa habría desarrollado anuncios políticos que favorecieron al actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Así como también se sospecha que podrían haber influido en el caso del Brexit del Reino Unido.

El caso salió a la luz cuando los dos medios más importantes de Estados Unidos, The New York Times y The Guardian, publicaran las confesiones de un ex empleado de Cambridge Analytica: Christopher Wylie, quien afirmó que la empresa utilizó datos de la red social Facebook para “manipular” la decisión de los votantes.


FACEBOOK: CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

Ese mismo año, antes de irse de la compañía Wylie se había puesto en contacto con Aleksandr Kogan, profesor de la Universidad de Cambridge, con el objetivo de crear un sistema que permitiera recolectar datos. Así fue que se creó: “This is your digital life”.

La misma fue presentada como una simple herramienta de investigación, pero lo cierto es que escondía mucho más detrás. Se le pagaba a los usuarios una suma de no más de cinco dólares por rellenar un cuestionario sobre personalidad e interés político.

Una vez finalizado el cuestionario, se le solicitaba a los jóvenes  iniciar sesión en Facebook para culminar la encuesta. Allí aparecía el cartel de advertencia que indicaba que aceptando los términos la aplicación podría acceder a información de los usuarios.

El ex funcionario establece que casi unos 300 mil perfiles utilizaron la aplicación para realizar la encuesta lo que llevó a recaudar la información de cincuenta millones de perfiles a través de los datos de los amigos.

Toda la información recolectada con la aplicación mencionada fue enviada a Cambridge Analytica sin el consentimiento de los usuarios debido a que los términos indicaban que la recolección de datos era solo por fines académicos dejando fuera su utilización en materias de otras índoles.

El gran problema es entonces la utilización de información sin el consentimiento de los usuarios. Por lo que tampoco se cumplieron las reglas de uso de la red social.

La consultora se encuentra detrás de la campaña política de Trump quien en el 2016 contrató sus servicios por más de seis millones de dólares. La empresa se caracteriza por enviar mensajes con mucha sutileza y cautela para que no se note que el contenido político está programado.

Luego de que estos datos fueran difundidos Facebook suspendió la cuenta de Cambridge Analytica en la red social y además bloqueó su acceso a WhatsApp y a Instagram. En un comunicado emitido por la compañía, la red social establece que coloca en el centro el cuidado de la información de sus usuarios y que espera que las empresas con las cuales trabaja hagan lo mismo.

Por otro lado, Cambridge Analytica afirma que no hubo ningún tipo de actividad ilegal en la recolección de la información. En el caso que se detecte que hubo violación de las normativas de Facebook, la compañía deberá pagar una multa millonaria.

Lo cierto es que este caso podría funcionar como el disparador para que la red social verifique sus políticas de seguridad.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.