El evento, organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing, contó con la participación de autoridades de gobierno, profesionales y empresarios de nueve países. 

Con la presencia de distinguidos referentes del ámbito político y empresarial de Uruguay y el exterior, se llevó adelante el Primer Encuentro Iberoamericano de Convergencia Empresarial, un foro inédito en Uruguay que tuvo como principal objetivo generar un ámbito de discusión y análisis acerca de los temas más relevantes para el desarrollo de los países de la región.

Las demandas de inversiones en América Latina, las perspectivas de la economía regional a la luz de la coyuntura internacional, destinos y oportunidades del comercio latinoamericano y la revolución tecnológica y su importancia en la economía fueron algunos de los temas abordados.

El representante de CAF -banco de desarrollo de América Latina- en Uruguay, Germán Ríos, hizo referencia a los motivos para invertir en América Latina, reconociendo las fortalezas y debilidades que existen actualmente en esta zona. Dentro de los aspectos positivos, Ríos destacó la buena macroeconomía, los sistemas financieros sólidos y la fortaleza externa de la mayoría de los países de la región, elementos que pueden ayudar a crecer.

Sin embargo, señaló que “Latinoamérica es la región más desigual del mundo” y destacó la baja calidad de la educación, “lo cual es importante mejorar para atraer mayor inversión extranjera directa”.

“Tenemos que hacer un esfuerzo doméstico muy importante porque, ningún país de América Latina se puede sentir complacido creciendo  en promedio al 2%, porque de esa forma no vamos a aumentar los niveles de ingreso ni vamos a poder combatir otros problemas sociales”, remarcó.

Ante esta perspectiva, el representante de CAF mencionó varias reformas imprescindibles para emprender a largo plazo en Latinoamérica, principalmente en infraestructura, educación y ecosistemas de innovación. Para llevarlas adelante explicó que “es necesario ser creativos y buscar nuevos mecanismos, no solo para atraer inversión extranjera sino para financiar las políticas públicas necesarias, manteniendo la fortaleza macroeconómica”.

Finalmente, Ríos dio un mensaje para países pequeños como Uruguay, en el que recomendó realizar una inserción internacional inteligente porque es muy importante expandir mercados para sus exportaciones dadas las limitaciones del mercado doméstico.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.