Entre enero y junio se vendieron 23.211 vehículos nuevos, frente a los 27.186 que se vendieron en el primer semestre del 2017. La caída es de 14,6% con 3.975 unidades menos, de acuerdo con los datos que publica la Asociación del Comercio Automotor del Uruguay.

Brian Lempert, Director de Grupo Fiancar habló con Mundo Marketing y dijo que el descenso de las ventas las comenzaron a sentir en abril, «El mercado de autos es bastante volátil mes a mes». Explicó además que, en el rubro, es costoso de identificar si una fluctuación de 10% – 15% es una baja o una situación normal de mercado, «En abril ya bajo un poco, pero en mayo se ratificó la baja y efectivamente está bajando» señaló Lempert.

Una de las razones por las que decreció el mercado automotriz fue por la fuerte suba del dólar y la nueva ley de inclusión financiera. Lempert expresa que, según sus clientes, esta ley les dificulta la obtención de un automóvil ya que no poseen cuentas bancarias y en la actualidad es un requisito fundamental para realizar la compra. «La economía de Uruguay está enlentecida, la gente no quiere gastar más plata de la necesaria y una de las primeras decisiones que se aplaza es la compra del auto», agrega el Director de Fiancar.

Aunque las razones son muchas, otra de las que menciono Lempert fue la celebración del Mundial «Mucha gente decidió viajar a Rusia o comprarse una tele nueva o salir a restaurantes a comer para ver los partidos» y añadió que todo el mercado sufre un impacto ante este tipo de eventos ya que la gente detiene sus actividades en la toma de decisiones importantes, como por ejemplo, cambiar de vivienda o comprarse un auto.

 

Una de las estrategias que toman las empresas es intentar equilibrar el stock para frenar las pérdidas o excedentes de vehículos que no se venden, pero el hecho de reducir el stock trae consigo algo negativo y es que no se le puede ofrecer tanta variedad de productos a los clientes y también puede acarrear problemas con los proveedores. Otras marcas de automóviles deciden realizar promociones para intentar contrarrestar la tendencia negativa.

El mercado de vehículos de pasajeros fue uno de los más afectados, en el primer trimestre del 2018 se comercializaron 12.053 unidades frente a las 12.779 que se vendieron en el primer trimestre del 2017, lo que implica una caída del 5,7% de las ventas. En tanto al segundo trimestre del 2018, el decrecimiento se acentuó en un 22,6% ya que en el 2018 se vendieron 11.158 frente a los 14.407 del 2017.

Los utilitarios livianos descendieron un 26% respecto al mismo semestre del 2017. Pero para alegría de muchos, en el sector de vehículos de carga o camiones tuvo una suba del 7% en comparación con el 2017.

En junio fue la quinta caída interanual consecutiva del mercado de vehículos 0 km y también la más pronunciada. Las ventas disminuyeron 38,3% interanual, con 3.168 unidades comercializadas frente a 5.128 en igual mes de 2017. Para encontrar un mes con ventas tan bajas hay que ir hasta febrero de 2016, en ese mes se habían colocado 3.020 vehículos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.