Se calcula que los desechos electrónicos del mundo contienen más de 62.500 millones de dólares en materiales preciosos como oro, cobre y hierro, según datos correspondientes al informe Gobal E-waste Monitor.

Según un nuevo informe de Naciones Unidas (ONU), el mundo generó 48,5 millones de toneladas de basura electrónica en 2018, una cifra que equivale al peso de todos los aviones jamás construidos o de 4.500 torres Eiffel. De estos residuos solamente el 20% de esos son reciclados y, si nada cambia, la ONU estima que podrían haber hasta 120 millones de toneladas de chatarra electrónica en 2050.

Los 62.500 millones de dólares en desechos son hasta tres veces la producción de minas de plata en el mundo, dijo la ONU, y supera al PIB de 123 países. Además, los aparatos más descartados son dispositivos personales, como computadoras, pantallas, smartphones, tablets y televisores que contienen hasta 60 elementos -la mayoría de ellos son metales pesados-, muy valorados en la industria electrónica por su alta conductividad.

El reciclaje de los elementos de valor presentes en la basura electrónica, como el cobre o el oro, se ha convertido en una fuente de ingresos, sobre todo en países en vías de desarrollo. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), hasta 100.000 personas en Nigeria se cree que trabajan en el llamado sector de la basura electrónica, mientras que en China esa cifra se estima en 690.000.

Por esta razón, la ONU está financiando proyectos para apoyar la industria del reciclaje de la basura electrónica en Nigeria y en 13 países de América Latina: Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela. El organismo ha pedido una “economía circular” diseñada para reutilizar materiales y componentes y no generar nada de basura electrónica.

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.