De acuerdo con el Índice de Tráfico TomTomla ciudad con mayor congestión vial a escala internacional es la Ciudad de México y por este motivo Burger King decidió acortar el tiempo de embotellamiento disfrutando de una hamburguesa.

Se trata de una propuesta distinta, donde los conductores que se encuentran detenidos en el tráfico, ingresan a la app del restaurante y eligen la hamburguesa, en cuestión de minutos, el Burger King que esté a menos de tres kilómetros a la redonda entregaría la orden a la persona en su automóvil.

Bajo el concepto «the Traffic Jam Whopper», la campaña, creada por la agencia We Believers, combina características high-tech con el oportunismo de la vieja escuela para entregar los Whoppers en zonas altamente congestionadas de Ciudad de México.

Los anuncios dinámicos en carretera permiten a los conductores saber cuánto tiempo duraría el atasco, e incluso, la compañía lanzó mensajes personalizados para que algunos clientes supieran cuándo esperar sus entregas.

En el estudio de caso, la marca reporta un aumento del 63% en los pedidos en la primera semana de prueba, junto con un número 44 veces mayor de descargas de la aplicación de Burger King. A raíz de esto, la empresa está evaluando expandir el programa a Los Ángeles, Sao Paulo y Shanghai.

 

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.