La Unión Europea investiga el uso de los datos que Amazon recolecta de las empresas minoristas que trabajan en su plataforma, ante la posibilidad de que la información le dé una ventaja adicional a sus ventas.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, anunció que su departamento está recopilando información sobre el uso que Amazon está haciendo de los datos comerciales de sus clientes, facilitados a su vez por los vendedores minoristas que operan en la plataforma, con quienes ya se han puesto en contacto.

La investigación se encuentra en su fase inicial y los reguladores «tratan de comprender este tema en su totalidad», comentó Vestager a los medios en una conferencia de prensa en Bruselas.

La búsqueda encuentra en fase de recabar información de los vendedores que podrían estar siendo afectados por esta supuesta ala práctica de Amazon, que consistiría en utilizar sus datos comerciales para, después, sacar ventaja a la hora de vender sus productos.

«La interrogante aquí tiene que ver con los datos» de pequeños comerciantes que Amazon recopila en su sitio, explicó la comisaria. «¿Entonces también usas esta información para hacer tus propios cálculos, en cuanto a qué es lo nuevo, qué es lo que la gente quiere, qué tipo de ofertas les gusta recibir, qué los hace comprar cosas? Eso nos ha llevado a iniciar una investigación preliminar», argumentó Vestager.

La Comisión ha actuado de oficio, sin que mediara una denuncia previa. Este tipo de investigaciones informales muchas veces terminan en algo más serio, como la investigación que acabó con una multa millonaria contra Google en 2010.

Lo que los técnicos de Competencia quieren averiguar es si el gigante del comercio electrónico aprovechó todo ese caudal de información para elaborar sus propias estrategias y tener una ventaja competitiva frente a los demás vendedores online. De ser así, podría haber estado vulnerando las reglas del libre mercado y llegar a ser multado por ello.

La empresa ha sido blanco de la Comisión Europea desde hace ya tiempo,en el 2016 la empresa evitó multas al lograr un acuerdo con la UE ligado a contratos de libros electrónicos con editores. Pero aún asi, la UE avanza con una nueva legislación que pretende evitar que las compañías que operan en línea ofrezcan condiciones injustas a las pequeñas empresas que venden o promocionan servicios en sus plataformas.

Vestager mencionó que están en una etapa muy temprana de la investigación, por lo que es imposible anticipar qué sucederá. Pero en caso de que se demuestre que Amazon está abusando de su posición, podría ser multada por infringir las normas antimonopolio de la UE.

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.