El cofundador de Microsoft anunció que su fondo de inversión climático aportará 1.500 millones de dólares a proyectos del Gobierno de Estados Unidos para el desarrollo de tecnologías de reducción de emisiones si se aprueba el plan de infraestructuras impulsado por la Administración de Joe Biden

La iniciativa de más de un billón de dólares que ha sido aprobada por el Senado pero sigue pendiente en la Cámara Baja, incluye una partida de unos 25.000 millones para que el Departamento de Energía impulse proyectos público-privados para combatir el calentamiento global.

Bill Gates dijo que su fondo Breakthrough Energy está listo para invertir ahí 1.500 millones durante los próximos tres años en proyectos para reducir la emisiones. «Es clave para todas estas tecnologías climáticas reducir los costes y ser capaces de escalarlos a un nivel bastante gigantesco», señaló el multimillonario, que defendió que las políticas incluidas en el plan de infraestructuras son clave para lograrlo.

Según advirtió, si el plan no sale adelante es probable que Breakthrough Energy dirija esas inversiones a proyectos en Europa y Asia. Gates confió en que su inversión de 1.500 millones atraiga a otras firmas para reunir hasta 15.000 millones para distintos proyectos.

Tras meses de negociaciones entre demócratas y republicanos, el plan de infraestructuras fue aprobado esta semana en el Senado, pero debe pasar todavía por la Cámara de Representantes, donde tiene oposición de algunos republicanos -que consideran el gasto público es excesivo- y de algunos demócratas del ala más progresista -que lo ven insuficiente-.

El paquete, que contempla unos 550.000 millones de dólares en nuevo gasto, es sustancialmente menor que el plan de infraestructuras presentado inicialmente por Biden en marzo pasado por 2,25 billones de dólares.

Bill Gates y su relación advierte que el cambio climático será peor que el Covid-19

El magnate Bill Gates lleva años estudiando el cambio climático y tiene un plan para combatirlo. En un nuevo libro, el fundador de Microsoft ofrece una hoja de ruta para reducir a cero las emisiones, una meta factible, pero que requerirá grandes avances tecnológicos. Y es que para el famoso punto de referencia los efectos del cambio climático serán mucho peores que los de la pandemia por covid-19; esto si no se logran reducir a cero las emisiones de efecto invernadero para el año 2050.

Poco a poco, tras muchas conversaciones con expertos y científicos, explica que llegó a la conclusión de que el desafío para el mundo era aún mayor: no se trataba sólo de generar más electricidad para que los desfavorecidos prosperen, sino de hacerlo sin emitir más gases de efecto invernadero.

Gates reconoce que no es un experto en clima, ni mucho menos, pero asegura que en los últimos años ha aprendido mucho. “Me gusta bastante leer”, apunta, asegurando que ha leído “literalmente cientos de libros” sobre el tema y ha discutido con un sinfín de expertos.

Su conclusión es que para evitar un desastre es necesario alcanzar las cero emisiones netas y para ello, hará falta impulsar herramientas ya existentes como la energía solar y la eólica o la captura de carbono, pero además desarrollar nuevas tecnologías.

De esta manera es que Gates se siente tan cercano al tema y que se propone ayudar con la causa y donar millones de dólares para lo que sea necesario, con tal de ayudar a intentar «resolver» el problema.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.