Si bien el análisis de datos y el big data no es algo nuevo para los negocios, es cada vez más frecuente su utilización. El 57% de los empresarios pretenden invertir en esta herramienta para conocer más a fondo a sus potenciales y actuales clientes.

 

Luego del escándalo protagonizado por Cambridge Analytica, la reputación de las bases de datos estaba por los suelos, pero, aun así, se sigue apostando a ellos como ayuda para los empresarios a la hora de diseñar estrategias publicitarias. De acuerdo con un análisis de eMarketig, el 57% de los empresarios está interesado en invertir en big data y análisis de datos, en tanto al restante 52%, dirigen sus inversiones hacia la publicidad en internet.

Los puntos positivos del análisis de datos son muchos, entre ellos, que cada año aumentan su volumen, lo que les permite a los departamentos de marketing de las empresas ajustar, cada vez mejor, sus estrategias. En el 2017, según un estudio realizado por International Data Corporation (IDC) en España, el 58% de las empresas utilizaron la base de datos con el fin de recaudar información que les permitió ajustar sus productos o servicios y el 42% usaron los datos con la finalidad de realizar propuestas valiosas y ofertas personalizadas para poder atraer nuevos clientes, así como también para reforzar la fidelidad de los que ya poseía.

El éxito del uso de datos radica en saber establecer conexiones entre los datos obtenidos, para poder crear ideas innovadoras y rentables para la organización, que les permita visualizar nuevos nichos en el mercado, saber sobre el comportamiento de los consumidores y adaptar estrategias competitivas.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.