Con un valor de mercado cercano a los 18.000 millones dólares, la nueva Barrick pasó a ocupar la primera posición tras anunciar la compra de Randgold.

Barrick Gold -que tiene su central de operaciones en Toronto y su complejo minero más importante en Nevada, Estados Unidos- extrae oro en diez países, con una producción de más de 150 toneladas y ganancias netas por 1.400 millones dólares en 2017.

Tras anunciar la compra de Randgold, una empresa dedicada a la minería del oro que opera principalmente en Mali y cuya sede central está en Jersey, Barrick Gold se convirtió en un imperio de la industria minera. Cuando se concrete legalmente la fusión, prevista para el primer trimestre del próximo año, la firma tendrá que enfrentar los desafíos de un mercado global del oro con reservas que han caído casi a la mitad desde 2012 y un precio que ha bajado más de 8% este año.

El pacto alcanzado implica que Barrick aportará 6,128 acciones por cada título de Randgold. Así, los accionistas del grupo canadiense controlarán un 66,6% de los títulos de la nueva compañía y los del Randgold el 33,4% restante. La nueva compañía formada por la fusión cotizará en las Bolsas de Toronto y Nueva York (hasta ahora Randgold lo hacía también en Londres) y controlará algunas de las minas de oro más productivas del mundo.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.