La escasez mundial de semiconductores y la falta de microchips ha afectado a grandes marcas en el mundo

Varias compañías como Vans, Nike o Adidas no han podido cumplir con las proyecciones de los Wall Street, ya que no se ha logrado los ingresos ni los beneficios trimestrales esperados debido al retraso de los productos terminados y de los insumos para fabricarlos que se lo ha denominado como «la crisis de los contenedores».

En el caso de VF Corp, Vans, el problema ha sido estrictamente de logística ajena que afectó a la marca, ya que los números retrocedieron un 8,12%, hasta los 68,10 dólares en el premarket de Wall Street.

Desde Crocs Inc, se dijo que está en los planes trasladar parte de la producción desde Vietnam hacia China, Indonesia y Bosnia. La razón también tiene relación con los problemas de abastecimiento global de insumos.

Algo similar ocurre en Nike, la megacompañía que en septiembre dijo que tenía retrasos en algunos de los productos que espera vender en la temporada navideña. ¿La causa? La crisis en las cadenas de suministro globales.

Buena parte de las complicaciones están concentradas, al igual que pasa en Crocs, en Vietnam, donde Nike manufactura la mitad de sus tenis. Tomará varios meses recuperar la producción a plena capacidad en Vietnam, dijo la marca.

Por otro lado, en Vietnam hay problemas con el brote de coronavirus, donde la variante Delta ha obligado a cerrar fábricas desde fines de julio, llevando a los fabricantes de indumentaria y calzado a detener sus producciones u operar con menos trabajadores. De cualquiera de las dos formas, esto implica menos productos que seguramente se traducirá en escasez de artículos en las tiendas de todo el mundo.

En ese país también tiene buena parte de su producción el mayor jugador mundial del sector, Adidas AG. Por lo que es probable que también falten algunos modelos de tenis de la marca alemana.

Al aumentar los costos de transporte y de materias primas, como el algodón, se suman las graves trabas logísticas en todo el mundo y a esto se le agrega la variante Delta en el sudeste asiático.

Todo esto, en un escenario de mayor demanda por la época navideña y porque la salida de los confinamientos hizo que la gente regrese a las tiendas a buscar ropa nueva.

Otras marcas en conflicto con estas trabas son Timberland y The North Face, quienes producen casi una cuarta parte de sus tenis en Vietnam, con una exposición mayor para su marca estrella, Vans.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.