Las multinacionales siempre están a la caza de nuevas ideas. Eso no es novedad. Pero en este caso denuncian que un brand manager “se inspiró” en el desarrollo de unos alumnos. Esta es la historia de una acusación de plagio en Argentina. Los denunciantes: alumnos de Administración de Empresas de Universidad de Buenos Aires (UBA). La denunciada: Arcor, una de las multinacionales más grandes de Latinoamérica.

“Denuncian que la empresa Arcor sacó a la venta una línea de chicles (goma de mascar) utilizando una idea que ellos presentaron en una clase de la facultad, a donde asistieron directivos de la compañía(era septiembre de 2015)”, publicó esta semana Apertura.

“En ese momento, un grupo de seis alumnos de la materia Comercialización presentó como parte de un trabajo práctico una serie de ideas para un producto. La presentación fue durante una clase, frente al profesor y de un brand manager de Arcor, que había sido invitado a compartir sus conocimientos y experiencias con cada uno de los grupos”, describe el medio argentino. La idea era simple pero muy interesante: una línea de chicles llamada Mistery con la característica de que el sabor de cada uno no estuviera identificado; o sea, fuera misterioso. Ver Las 10 marcas más elegidas por los argentinos

brand manager 2
Arriba, el desarrollo de los estudiantes. Abajo, el nuevo lanzamiento de Arcor. Foto: Facebook de estudiantes de la UBA.

De acuerdo con lo que le dijo uno de los alumnos a Apertura, “el brand manager nos felicitó por la idea”, no sólo en una primera clase, sino también en una segunda, donde el mismo grupo presentó el trabajo acabado, con datos del mercado y el modelo de negocios.

Pasó el tiempo…

En julio de 2016, más de seis meses después, en los quioscos argentinos aparece la variedad Topline Mistery, donde cada una de las unidades tiene un sabor distinto, y misterioso para el comprador. La misma idea.

Los estudiantes están enojados, y difundieron los e-mails intercambiados durante el proceso creativo para probar que su idea era anterior.

La respuesta

Si bien la empresa no quiso hacer declaraciones, sí lo hicieron desde la UBA, a través de un comunicado de la cátedra en cuestión y la firma del profesor Ruben Barmat, a cargo de la materia. El profesor dice que un representante de la compañía (Arcor) le manifestó a integrantes de su equipo de auxiliares que“ya tenían en marcha un desarrollo de las mismas características e igual nombre” que el presentado por los alumnos, “pero que, dado el carácter académico del trabajo, no encontraban inconveniente en que los alumnos continúen con su propuesta”.

Además, el comunicado se explica que “dado que estamos hablando de productos líderes en el mercado, es factible que en el proceso creativo puedan surgir ideas comunes con desarrollos que la empresa tenga en marcha y que no haya aún lanzado al mercado, con lo cual puede generar la sensación de que el trabajo de los alumnos hayan sido el punto de inicio de un nuevo lanzamiento comercial”.

Fuente Merca20

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.