Apple ha suspendido el programa de escuchas de conversaciones privadas.

El programa de escuchas de Apple ha sido suspendido y a partir de ahora ya no se revisaran más los datos que obtenía Siri y sólo se analizarán los de aquellos usuarios que tengan un consentimiento previo.

Ni Google, ni Amazon, ni Apple han sido transparentes con los usuarios explicando quiénes escuchaban las conversaciones, pero esto comenzará a cambiar debido a las filtraciones que hubieron con respecto a este programa de escuchas.

«Estamos comprometidos con proporcionar una gran experiencia con Siri al mismo tiempo que protegemos la privacidad del usuario. Mientras llevamos a cabo una revisión exhaustiva, hemos suspendido el programa global de calificación de Siri. Además, como parte de una futura actualización de software, los usuarios podrán elegir el participar en este programa», afirma Apple en un comunicado.

Apple es una compañía que se embandera en el derecho a la privacidad de sus usuarios por lo que le costó tres meses reconocer en los medios las practicas de escucha que estaban realizando.

La semana pasada, El País de España, reveló que la compañía había contratado empelados para escuchar las conversaciones privadas de sus clientes y Apple en ese momento comentó: «Estos audios no se relacionan en ningún momento con los usuarios y se escuchan y analizan para mejorar lo que entiende la máquina, para entender acentos y formas diferentes de hablar”.

La compañía llevaba a cabo las escuchas a través de una empresa subcontratada. Los empleados se encargaban de analizar las conversaciones y peticiones que le hacían a Siri y se han encontrado con conversaciones de todo tipo, desde búsquedas y peticiones normales a muchas obscenidades. Apple sigue manteniendo que las escuchas solo se inician al pronunciar un comando y en algunas ocasiones son activadas por error.

Esta compañía no es la única que realiza estas escuchas, Amazon y Google no se quedan atrás. También cuentan con empelados que escuchan a diario conversaciones con el objetivo de mejorar su sistema.

Estas dos compañías reconocieron realizar estas prácticas luego de que la información se haya filtrado. Google frenó estas actividades y admitió haberlas desempañado.

La principal crítica a estas compañías es la falta de transparencia con sus clientes y la falta de respeto a la privacidad de los usuarios. Estas compañías ya han tenido acceso a mucha información privada, intima y personal. Las maquinas y las personas detrás de ellas están escuchando todo el tiempo lo que hacemos y a las empresas les cuesta trabajo admitirlo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.