Las relaciones entre China y Estados Unidos van de mal en peor. Ambos países se han aplicado una excesiva cantidad de aranceles y Trump vetó a Huawei, motivo por el cual, Apple corre peligro.

Aunque el Presidente de Huawei haya declarado que él no está de acuerdo con vetar a Apple, los mandatarios chinos aún no han tomado una decisión y las empresas estadoundenses se preparan para el contraataque.

Según los analistas, Apple, obtiene aproximadamente una quinta parte de sus ingresos de China y fabrica de iPhone que tiene el el país asiático, motivo por el cual, se supone que en caso de que China tome una represalia al respecto, la compañía de la manzana puede sufrir perdida de hasta el 26% de su negocio.

Pese a que esto son solo supuestos, los cierto es que las compañías locales de China han cobrado mucha fuerza en los últimos tiempos y sumando a esta situación, el impacto de la prohibición de Trump a Huawei, se calcula que Apple podría perder entre un 3% y un 5% de sus ventas de iPhone en China durante los próximos 12 a 18 meses.

Las acciones de Apple bajaron ligeramente ante estos posibles escenarios. Completándose así, una caída de tres días consecutivos, donde las acciones han bajado más de un 15% desde un máximo a principios de este mes. Pero la compañía de Tim Cook no es la única que corre riesgo de volverse una nueva víctima de esta guerra comercial, Nike también está en peligro.

La empresa de indumentaria deportiva sigue apostando al mercado chino, pero su supremacía puede estar en riesgo ya que los consumidores pueden cambiar fácilmente a sus rivales locales como Anta Sports Products, que el año pasado acordó un acuerdo de 5 mil 200 millones de dólares para comprar la compañía finlandesa Amer Sports Oyj.

Pese a esto, actualmente, China es uno de los mercados más importantes para Nike. La marca patrocina al Maratón de Shanghái y a la mejor liga china de fútbol y las ganancias son alentadoras. En el trimestre finalizado en febrero, los ingresos de Nike aumentaron un 24% y se completa de esta manera, el 19 trimestre consecutivo de ganancias de dos dígitos para la marca deportiva.

Por otro lado, se prevé que el liderazgo no será por mucho tiempo, ya que para 2022, Anta probablemente pasará a Nike como el segundo mayor vendedor de ropa deportiva en China, después de Adidas AG, según Bloomberg Intelligence.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.