La guerra de aranceles entre Estados Unidos y China ya comienza a cobrarse su primeras victimas, entre ellas Apple, la empresa tecnológica sufrió una pérdida de 52.710 millones de dólares.

La quinta parte de los ingresos de la compañía proviene de los consumidores del país asiático y buena parte de los componentes de sus productos dependen de fábricas establecidas en China.

Las acciones de Apple y dos de sus principales proveedores perdieron más de 60,000 millones de dólares en valor de capitalización bursátil en la sesión luego de la represalia anunciada por China ante la imposición arancelaria de Estados Unidos.

En cifras definitivas, la compañía de Tim Cook reflejó una pérdida bursátil de 52,710 millones de dólares, o 5.81%; mientras que la procesadora de cómputo y productos tecnológicos Advanced Micro Devices (AMD) cayó 6.15%, o 1,859 millones de dólares y la compañía desarrolladora de procesamiento gráfico Nvidia mostró una disminución de 6.14%, o 6,281 millones de dólares, sumando una pérdida de 60,852 millones de dólares entre las tres empresas.

Aún cuando los ingresos provenientes del mercado asiático han venido a la baja (el año pasado representaron al pasar de 21.30 por ciento al 17.61 por ciento entre marzo de 2018 y 2019), lo cierto es que la actividad de la firma en aquel país aun supone 10 mil 218 millones de dólares para el negocio de Apple.

En varias ocasiones, Trump ha pedido públicamente a Apple que traslade desde China a EE.UU. sus cadenas de montaje y el sábado, sin referirse a la compañía, dijo en Twitter: «¿Cuál es el camino más fácil para evitar los aranceles?Hacer o producir tus bienes y productos en el viejo y bueno EE.UU. Es muy fácil!».

Mientras tanto, el consejero delegado de Apple, Tim Cook , no se ha posicionado sobre el asunto, aunque en el pasado se ha mostrado optimista sobre las negociaciones.

Sin embargo, esta semana, Apple vivió su peor semana del año en Wall Street, donde sus acciones cayeron un 6,9 %. Todo esto se debe a que se volvieron a aplicar una nueva medida de aranceles del 10- 15% a las exportaciones chinas y esto no fue de agrado para el país asiático.

La medida quedaría aplicada desde el 1 de junio de este año donde se espera que Pekín aumente los aranceles de más de 5,000 productos hasta en 25 % y los aranceles sobre algunos otros bienes aumentarán a 20 %. Esas tarifas subirán de 10 o 5% a las ya aplicadas.

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.