Apple presenta resultados financieros de su segundo trimestre fiscal de 2019. Se trata del tercer mejor segundo trimestre fiscal de la historia de la compañía en base a las ingresos generados de 58.002 millones de dólares.

Si bien estos resultados no representan las mejores ventas del año, son útiles para entender la continuidad del éxito de productos cuando ya no son tan nuevos y se ha superado la habitual demanda de nuevos modelos lanzados en septiembre y octubre.

Uno de los datos relevantes de este informe es el alza y recuperación en las ventas de modelos en China, especialmente el iPhone que sufrió una reducción importante a causa de la desaceleración en la región, aunque la cifra es ligeramente inferior a la que analistas esperaban, 31.100 millones de dólares.

Si observamos el área de servicios aquí hubo un aumento de cifras importante. Nunca antes la compañía reportó beneficios por 11.450 millones de dólares, muy por encima de lo que genera la venta de iPads o Macs. El objetivo de Apple es que este tipo de suscripciones se conviertan en una fuente de ingresos tan grande como lo es hoy el iPhone.

Observemos los ingresos totales por divisiones de la compañía:

iPhone: 31.050 millones de dólares
iPad: 4.870 millones de dólares
Mac: 5.500 millones de dólares
Servicios: 11.450 millones de dólares
Wearables: 5.100 millones de dólares

La empresa liderada por Tim Cook ha cesado el reporte de unidades de iPhone que vende durante cada trimestre fiscal, pero datos publicados por IDC aseguran que la compañía ha tenido una caída de un 30,2% interanual en producto enviado a tiendas, es decir, en comparación con el mismo periodo pero el año pasado: 52,2 millones durante 2º trimestre 2018 versus 36,4 millones durante 2º trimestre 2019.

En cuanto a ingresos , el 2º trimestre 2019 tuvo una reducción de 6.000 millones por ventas de iPhone en comparación al mismo periodo en 2018, época en que se generó 37.559 millones de dólares.

Al igual que el trimestre anterior la desaceleración en ventas viene, sobre todo de China. Asia-Pacífico y Europa han visto también reducción, pero mínimas en comparación interanual.

La venta de iPads también ha aumentado en 872 millones de dólares en comparación interanual. Apple afirma que el crecimiento en gran parte se debe al importante aumento de ventas que tiene iPad Pro y asegura que el decrecimiento en la división de Mac tiene que ver en gran parte con «algunas limitaciones en procesadores» y que de no ser por eso hubiesen superado al 2º trimestre de 2018.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.