ÁNIMA e INEFOP (Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional) firmaron un segundo convenio, el cual establece que ÁNIMA realizará aportes a la construcción del diseño e implementación en formación dual e INEFOP apoyará con 71 becas en 2019 para formación dual en las orientaciones de Tecnología de la información y comunicación y administración.

ANIMA es una institución educativa de gestión privada y con acceso gratuito. Cuenta con una propuesta de formación integral dirigida a potenciar el desarrollo humano y profesional de jóvenes que se encuentran en situación de vulnerabilidad social, brindando las herramientas necesarias para, entre otros, el fortalecimiento de los vínculos con el mundo del trabajo.

Se basa en el sistema de formación dual alemán, el cual reconoce el trabajo como un espacio de aprendizaje. Los jóvenes estudian y trabajan a la vez mediante prácticas formativas en empresas, potenciando la continuidad educativa y su futura inserción laboral de calidad.

El evento inició con la presentación de Felipe Migues, coordinador laboral de ÁNIMA, quien mostró algunos resultados obtenidos en las prácticas formativas ya finalizadas en el marco de la Formación dual en 2018. Por otro lado, Eduardo Pereyra, Director General de INEFOPaseguró que han trabajado para impulsar un convenio que tratará de desarrollar más propuestas que acerquen la educación con el trabajo en Uruguay.

Asimismo, en relación a la posibilidad de llevar esta experiencia a otras instituciones, Pereyra afirmó que “tenemos más evidencias de la que teníamos, y tenemos un marco jurídico más adecuado como para seguir desarrollando este tipo de iniciativas”. “Hay que reconocer algunas enseñanzas que nos deja este proyecto con ÁNIMA, que son parte de los acervos con los cuales estamos trabajando”, agregó.

Actualmente, luego de 3 años de funcionamiento, ÁNIMA cuenta con 53 Empresas Formadoras, quienes se comprometieron a ser parte de la formación de los jóvenes; recibirlos en las empresas, asignar tareas coordinadas con ÁNIMA en línea con su formación y designar un tutor como referente encargado de la formación en la empresa.

El Director general de INEFOP, en el marco del debate de educación e inclusión social, aseguró: “creemos que la mejor forma de incluir a las personas en situación de vulnerabilidad social es asociar esta formación a un nivel de bachillerato, de segundo ciclo de enseñanza secundaria o de tecnicatura”.

Por último, Pereyra expresó que “esta es una formidable herramienta para la educación, la formación en habilidades transversales, acercamiento a la cultura del trabajo y a la práctica dentro de la empresa”.

En 2018, 78 alumnos realizaron sus prácticas formativas en 53 Empresas Formadoras, y ya son 42 los egresados de ÁNIMA que recibieron certificación por finalizar sus prácticas. Actualmente, contamos con 155 alumnos en 4to, 5to y 6to de bachillerato.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.