Llegó agosto y muchos especialistas en economía aseguran que es el mes más volátil de las últimas dos décadas.

Agosto se ha convertido en el mes más peligroso por la caída de volumen en la negociación de los mercados y el aumento de volatilidad. Muchos gestores cierran todas sus posiciones para no estropear las rentabilidades acumuladas y evitar sobresalto. Siguen la máxima de Wall Street: vende en mayo y vuelve en octubre ahorrándose los meses raros del verano, que suelen coincidir con los menos rentables.

En los últimos veinte años, el índice VIX , que mide la volatilidad del mercados, alcanza su nivel más alto promedio durante agosto. El resto de meses con mayor volatilidad son el mes de julio y septiembre.

Además, el riesgo aumenta si se tiene en cuenta el contexto actual, donde se esta fraguando una guerra comercial entre los dos gigantes mundiales, mientras China devalúa al yuan, un Trump se vuelve impredecible y corre riesgo de que su nación sufra perdidas a causa del enfrentamiento con la República China.

Teniendo en cuenta que a esta situación se le suma que, en Europa y América del Norte se disfrutan las vacaciones de verano, Barbara Reinhard, gestora de Voya Asset Management, dijo: “Hay mucho eventos geopolíticos que podrían suceder este verano y cuando suceden en agosto son especialmente alarmantes porque el volumen baja y la gente está de vacaciones”

Los antecedentes que azotan al mes de agosto aun son recordados el duro golpe del 2015 , cuando el Dow Jones, empresa estadounidense, se desplomó un 6% con un lunes negro incluido por la devaluación del yuan, provocando fuertes pérdidas en todos los índices bursátiles, mientras que la volatilidad subía con fuerza. El Ibex 35 se dejó más de un 8%.

Los volúmenes de negociación durante agosto caen fuertemente. En la bolsa española ha descendido en los últimos cinco años, según Bolsas y Mercados Españoles, en 2017 se negociaron un total de 33.644 millones de euros en agosto , frente a los 52.172 millones de euros de julio.

¿Será así?

Los asuntos económicos siempre son muy debatidos y Mark Twain (1835-1910), el famoso escritor y periodista norteamericano, decía con un toque de ironía que, la única razón para no invertir en verano para tener unas vacaciones tranquilas. Y agregaba que agosto no era el único mes malo para las inversiones, también podría ser octubre, noviembre hasta incluso diciembre, quien tiene la mejor reputación en tanto a meses fértiles para la inversión. Según el escritor, las estaciones no afectan los mercados, sino que, lo que realmente puede perjudicar a un mercado son las situaciones financieras o políticas del mundo.

Solo basta con observar la actual situación entre China y EE.UU para comenzar a plantearse que quizá, gran parte de que agosto sea el peor mes para invertir en la bolsa, se debe a los factores políticos y financieros y no al verano del hemisferio norte.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.