Adidas AG, el mayor fabricante de ropa y zapatos deportivos de Europa y el segundo más grande del mundo, pierde la marca registrada de tres rayas.

El Tribunal General de la UE dictaminó que el diseño de las tres rayas paralelas identificativas de Adidas no es una marca comercial válida porque no tiene «carácter distintivo», es decir, no sirve para distinguir el producto como perteneciente a la empresa deportiva.

La lucha por conseguir la exclusividad de las tres rayas surgió en 2009, cuando Adidas comenzó las disputas con la compañía Shoe Branding Europe BVBA, cuando la empresa belga quiso registrar como marca una zapatilla con dos rayas paralelas colocadas en ángulo en el lateral del calzado. Adidas se opuso a este registro porque afirmaba que eran muy similares a sus tres bandas paralelas y la empresa belga se aprovechaba de su notoriedad.

Pese a los intentos de la empresa belga,  la Oficina Europea de la Propiedad Intelectual, rechazó en dos ocasiones más -2015 y 2016-, el registro de la marca. Hasta ese momento, la marca alemana -Adidas-, solo tenia registrada su histórico logo que consta de tres hojas atravesadas por tres rayas paralelas horizontales.

En 2013, la empresa alemana de indumentaria deportiva, decidió iniciar el registro de «tres bandas, paralelas, equidistantes, de igual anchura y colocadas en cualquier dirección sobre ropa, calzado y prendas para la cabeza». Estas tres rayas, son comúnmente vistas numerosas prendas de ropa y se asocian a una interpretación del logo de la marca pero más reducido.

Según la Oficina Europea de la Propiedad Intelectual, la insignia habitual de Adidas para sus prendas de vestir, calzado, gorras y otros artículos, no conforma «un patrón», compuesto por «una serie de elementos que se repiten regularmente», sino que se trata de una marca «figurativa ordinaria». Es decir, que cualquier otra empresa podía haber pensando algo igual y, por lo tanto, también tendría derecho a utilizarlas como imagen.

Adidas, que tiene dos meses para recurrir el fallo ante el Tribunal de Justicia de la UE, ha emitido un comunicado en el que se dice «decepcionada» por la decisión del tribunal europeo, que están evaluando, pero sostiene que se limita a «una ejecución particular» del diseño de las tres rayas y que el fallo no tiene impacto sobre otros usos protegidos de la marca en Europa, sin especificar a qué usos se refería.

Tras darse a conocer este fallo, las acciones de Adidas cayeron un 1,3% en la Bolsa alemana.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.